lunes, 2 de diciembre de 2013

¿Qué especialidad quieres hacer?

Si eres estudiante de medicina y no te han hecho esta pregunta desde el mismo momento en que te matriculaste (o incluso antes...)... MIENTES.


Tooooda la gente tiene la extraña necesidad de saber qué especialidad quieres hacer, cuando lo único que conoces es la estructura del colágeno (caso de habértela estudiado), los potenciales de acción de ya ni sé qué... y cuatro leyes físicas mal copiadas. 


Hay gente para todo... Gente que entra en primero de carrera soñando con la cirugía (que levante la mano los que ahora quieren ser cirujanos...) o con la cardiología, o con váyase-usted-a-saber-qué. Creo que la mayoría empiezan a cambiar de opinión en torno a tercero. Están los que van un poco de sensatos y dicen que todavía les quedan muuuuchos años para saber lo que les gusta. 

Parece que todos quieren acabar tercero encasillados en "me gustan las médicas" "me gustan las quirúrgicas"

Pero pasan los años, oh sí... y muuuucho más rápido de lo que pensabas cuando entraste. ¿O no? Y tus familiares y amigos ya empiezan a no tragarse lo de que "quedan muchos años"  y te ves obligado a escabullirte de la pregunta en torno a 15 veces al día en las fiestas navideñas. En ese momento sólo atinas a decir: en realidad sé lo que no me gusta...

Pero amigos... reconozcámoslo... a los estudiantes también nos encanta hablar del tema y jugar un poco con nuestro futuro... hasta que llega 6º. 

Estando en 4º, mis compis de clase y yo, hicimos una lista copiando todas las especialidades existentes, en la que marcábamos las que descartábamos fijo y las que nos atraían (sí... era un día que nos aburríamos sin prácticas). Luego hacíamos un ranking de 10 (sin establecer un orden... simplemente apuntábamos 10)
Y pasó 5º... y asignatura que veía, especialidad que descartaba. Casi matemático. ¡Hubo momentos en los que pensé que al final iba a descartar todas! (5º es tan desesperante que no me extraña que terminase tan desquiciada)

Y entonces llegó 6º... Y la clase emudeció. Alguuuuna voz tímida reconoce alguna que le gusta más... Otros dan un abanico de 20... otros lo dicen a las claras... pero la mayoría, excepto en los círculos más cerrados. CALLAN. 

Hoy un médico nos preguntó a un grupo de 9 alumnos en petit comité que qué especialidad nos gustaría hacer. Silencio sepulcral. Y yo miraba a las caras de la gente y pensaba: "Nenaaaa, pero si te mueres por la Gine... que a mí me lo has dicho!!!" o... "Rubia... si el otro día me decías que "o Interna o Pediatría oquizás Familia, pero ¡¡algo generalista!!" o... "Reina, si me dijiste que ¡¡¡si pudieras harías otorrino!!!"
De todos no lo sabía. Pero ahí nadie dijo nada. Y yo tampoco.

En la entrada anterior, Digainz, una estudiante de 4º con un blog muy variado y entretenido (que dice que soy uno de sus referentes... jajaja Eso sí que da miedo, y no el MIR... Ays, pequeña... ¡¡¡en buena has ido a fijarte!!!) ponía en parte de su comentario lo siguiente:

No quiero preguntar porque sé que muy poca gente lo dice, pero me da curiosidad saber qué especialidades te gustan más jaja 

(Menos mal que no quería preguntar... )

Me has motivado a escribir esta entrada. Yo no tengo ningún motivo para callarme, y si hoy no dije nada delante de ese médico, fue porque me pareció que iba a quedar como la boba que siempre interviene cuando todo el mundo calla.
A día de hoy, cuando me preguntan me dejo de rodeos... porque la realidad es que cada día que pasa lo tengo más claro (a mis padres prefiero no decírselo, que mi madre se empieza a montar películas)

Así que Digainz, te respondo a ti... VALIENTE ;)

Podría decir lo que más me gusta y lo que más me disgusta de cada una, pero la entrada sería laaaarga.

Así que, si has llegado hasta aquí y te interesa. Que sepas que... me gustan....

[Redoble de tambores...]

...

...

...

Neurología, Pediatría, Interna, Obstetricia y Ginecología (sin orden), y...

 hay una... una detrás de la  que se me van los ojos sin quererlo, de la que absorbo información sin proponérmelo, a la que hay días que le pongo tantísimas pegas... pero que me dejó prendada el año pasado y no consigo quitármela de la cabeza...

Hay una, que si HOY fuese el día de plantarme en el Ministerio y decir mi especialidad... (y en realidad, queda año y medio para ese momento...¡¡¡Tampoco es tanto!!!) no me temblaría el pulso ni me quedaría ninguna duda...

Así que me dejo de rodeos... La que más me gusta es...



Puede que de aquí a año y medio cambie de opinión... pero tendrá que venir algo que me cautive más... o que los inconvenientes que le veo a la hematología cojan mucho peso... 

(Si eres estudiante de los mayores y no dices las especialidades que te gustan... no te tomes a mal esta entrada. Sé que hay mucha gente que verdaderamente no lo tiene nada claro las que le gustan o prefiere no mojarse por miedo a cambiar de opinión dentro de una semana. O simplemente es muy reservada y tampoco da otros datos de su vida.
Lo que me choca, es la gente que no lo dice por una extraña competitividad (y son muuuchos)... por si le vas a dar la idea al de al lado (¡¡como si no supiéramos las especialidades que existen!!) 

No me mola nada el ambiente rancio del que algunos intentan contagiarnos en 6º de cara a lo que está por venir.

Cada día lo tengo más claro... dependo de mí misma...

...de mi esfuerzo, de mi trabajo, de mi descanso, de mis ilusiones...

Quiero hematología, y si tú también la quieres... pues espero que coincidamos en algún Congreso o en el mismo hospital si se da el caso. Pero  no seré yo quien te vaya a quitar las ganas de hacerlo ni quien te vaya a dar apuntes con fallos a drede (¡y eso pasa!) Y lo mismo diría si fuera otra.)

(Disculpad la moralina del final... pero tenía que soltarlo)

domingo, 27 de octubre de 2013

Diario MIR - Simulacro 1

Para los no iniciados diré que un Simulacro (en el contexto del MIR) es un examen idéntico al MIR (mismo formato, mismo o similar número de preguntas, misma duración) que pretende martirizar ayudar a los sufridos estudiantes a sacar el mayor rendimiento de cara al MIR real (para el que, si Dios quiere, aún me queda más de un año )

Y este sábado ha sido el primer simulacro que he hecho... Quería escribir mis impresiones nada más llegar, sin meter la plantilla ni ver resultados ni nada... (Sí, ya he metido la plantilla... intentaré que no me influya a la hora de escribir esto)

Me las prometía muy felices... Iba tranquila (tranquilíiiiiiisima, la verdad), pero mis mayores (entiéndase aquellos que están en la recta final de la preparación o que ya han hecho el MIR) me recomendaban tomarme muy en serio los simulacros. Y lo intenté (y algo conseguí).

Me compré un kit kat, una botella de coca-cola de medio litro y una botella de agua de 33 cl (menos mal que mi madre no lee esto... si no, no se creería ni de casualidad lo de la botella de agua... Para tranquilidad suya, diré que la compré, pero no la abrí). Preparé bolis, comí pronto, me até el pelo por primera vez desde que me lo corté este verano, salí a tiempo de casa...

¿Y a qué viene todo esto? Claaaaaro... es que un simulacro, dura lo mismo que un examen MIR. 5 horas. ¿Cómo iba a aguantar 5 horas? Estamos locos ¿o qué? ¿Taaaanto? (de 16 a 21 horas de un sábado... toma castaña... y encima perderme el Barça-Madrid...)

Recojo el cuadernillo de preguntas, el de imágenes y la hoja de respuestas. Intento concentrarme. Pongo el reloj en hora (a las 12:00, como nos habían dicho en la Academia, y yo, hasta el momento... sigo órdenes)

Me siento... empieza el examen y tiro por la borda todos los propósitos.

¿Por dónde empiezo? Aysss... pero... ¿cuándo hay que hacer las imágenes? (Pensamiento acusador: ¿qué se supone que  estabas haciendo cuando explicaron estas cosas en tutoría... ? Ah sí... hablar con la de al lado... genial)

Me salto las imágenes.

Digestivo: ok... más o menos entiendo un poco de qué va la cosa... Leo la pregunta, la releo... Qué largas sooooon!!!!  Contesto. De todas me suena algo, de la mayoría no tengo ni idea de qué contestar. Me han dicho que conteste, así que contesto .

Después de digestivo, me hago un replanteamiento vital... ¿¿¿SÓLO 5 HORASSSSS??? Creo que a ese ritmo necesitaría 10 para hacer el examen entero...

Cardio: ni idea... perdida como yo sola... Me suenan algunas cosas, pero cuando llego a las respuestas no tengo ni idea de qué contestar. Aún así... contesto bastantes. Leeeeenta. Muy lenta..

Sensación de desconcierto absoluto... Qué se supone que has estado estudiando estos últimos 5 años de tu vida??????

Miro a mi compi M. ... nos reímos...

Salgo a mear y me como medio kit kat

Entro y hago las imágenes, así... sin venir a cuento... (En serio... ¿Cuándo se hacían?)

Empieza a apretar el tiempo... me falta mucho examen por delante (pero mucho...)

Desde ahí sólo recuerdo algunas partes... De endocrino no tenía mucha idea, en gine me sentía confiadísima al responder, de pediatría siempre dudaba entre dos, en hemato o la sabía fijo o no la sabía fijo. Empiezo a dejar en blanco... muchas muchas...

Queda hora y media para que termine el tiempo y me queda MEDIO EXAMEN!!!! Horror... Empiezo a correr, respondo por responder o no respondo. Empiezo a saltarme bloques (¿Estadística? ¿Qué era eso? ¿CÓMOOOO? ¿QUE HAY QUE HACER CUENTAS?)

Salgo otra vez a mear... Normalmente no soy tan meona, pero creo que me estaba poniendo ya nerviosa.

Veo a mi compi de al lado... vamos muy parejas. Lo que no significa que vayamos bien. Nos entra la risa tonta... (empiezo a dejar de tomármelo muy en serio...)

Sigo adelante... alguna contesto... las que corresponderían a preventiva más o menos me las sé...(Oftalmología!!!! Se me había olvidado que existiese esa especialidad...Empiezo a ver doble...(diplopia, que se dice...) Vuelvo atrás, vuelvo adelante, no me da tiempo a pasar a la plantilla las del final... Incluso tampoco me da tiempo a responder muchas.

FIN

Nos dicen que ha terminado cuarto de hora antes de la hora oficial. Para que nos acostumbremos (Voy lista)

Termino y no estoy cansada. Mi única sensación era que me habían faltado como dos horas...


Conclusiones un día después...



Aspectos positivos:

-Aunque al final me dolía el culo y la espalda de estar sentada, creo que soy perfectamente capaz de aguantar las 5 horas. Si en algún momento me entraron ganas de irme fue por bloqueo mental.

- El principio del examen no lo hice tan mal. Comprobé que estuvieran todas las preguntas, firmé la hoja de respuestas antes de nada.

-Me di cuenta de que algunas asignaturas nos han preparado bien durante la carrera en cuanto a conocimientos prácticos. Especialmente noté mucha confianza en ginecología (ignorando si al final no acerté tantísimas). Haber rotado en hematología también me hizo arrancar alguna respuesta que de otra manera probablemente no hubiera sabido.

Aspectos negativos
Casi todos... jajaja

- No me organicé nada bien en cuanto al tiempo. Estaba desconcentrada y leía muchas veces las preguntas y volvía a releer las respuestas. Perdí muchísimo tiempo en las primeras 60-90 preguntas

- Dejé muchas en blanco. Muchísimas (71). Me pasó sobre todo al final. Tenía tan poco tiempo, que en cuanto creía que no iba a tener ni idea, pasaba directamente a la siguiente, porque quería terminar el examen.

- Aunque no me puse nerviosa, el tema del tiempo hacía que hubiera dejado de lado cualquier buen propósito. Iba a mi libre albedrío.

- Salí dos veces... Pretendía salir solo una, pero iba a estallar y no quería que me pasase como al abuelo de los Simpson...

- De muchas asignaturas tenía la sensación de no saber absolutamente nada (especialmente cardio... las de nefro también me liaban mucho, pero eran menos. Ni hablar de dermatología y oftalmoloía...)




A mejorar de cara al próximo simulacro

- Intentar tardar poco en centrarme para ir más rápido en las primeras preguntas. No puedo tardar tanto (3 horas y media) en hacer algo más de 100 preguntas...

- Dejar menos en blanco. Sé que me va a costar contestar todas, por muy simulacro que sea. En la facultad soy de las que contesta muchas preguntas. Soy suicida en los exámenes tipo test y generalmente no me ha ido muy mal con esa técnica. Pero me he dado cuenta de que habitualmente, dejo en torno a un 10% de las preguntas de un examen. De modo que en exámenes "larguitos" de 80-100 preguntas, dejo 8-10 por sistema... Así que creo que mi primer objetivo es dejar 23 en blanco como mucho para seguir reduciendo poco a poco.
Aún así, creo que el principal problema de que no haya sido así, fue el tiempo. Las dejaba para no perder tiempo y seguir adelante en algunas que sí que podía contestar sin pensar demasiado.


Resultado del simulacro
Lo esperaba mucho peor. No me daba miedo tener resultado negativo, porque tenía claro que iba a "probar" cómo era estar sentada 5 horas respondiendo a un examen.

Lo cierto es que, sin dar datos concretos... esperaba muchas menos netas.... De todos modos, nos dijeron que había sido muy fácil.
Quería que me hubiera salido mal, para así siempre ir a mejor. Creo, sin duda, que tendré resultados bastante peores a este primer simulacro.

De todos, modos, de momento, es lo que menos me preocupa.

Cuando lo corrija, daré algún dato más

miércoles, 23 de octubre de 2013

¡Terminología! - De profesores y otros personajes

El otro día iba en el coche con unos compis de clase y acabamos recopilando  grandes cagadas en materia de pronunciación por parte de profesores (médicos, por tanto) de algunos vocablos médicos. (A nivel escrito ya ni me meto... porque tendría para publicar entradas diarias)

Además, nos surgieron dudas reales sobre cuál era la forma correcta de algunas palabras muy utilizadas en medicina.

Sé que no es una entrada demasiado interesante para los no entrados en materia, pero estoy preparando ya un poco de todo para siguientes entradas.

A estudiantes / médicos / frikis, espero que os sirva

Líos de profesores


En el número uno.... AXON (sin tilde... sí señores... ¿¿Axon?? Lo que faltaba por oír... es lo más ridículo en pronunciación que he escuchado. Y no me valen excusas de anglicismos. Lo correcto es axón)

En el número dos... HIPOCONDRIA (sin tilde... Conozco hipocondrio izquierdo, e hipocondrio derecho... lo correcto es Hipocondría e hipocondríaco) (Nota del Panhispánico de dudas al respecto)

En el número tres... TÉNAR (de Eminencia tenar... No... no se pronuncia como llana... se pronuncia como aguda, qué le vamos a hacer... De manera que es eminencia tenar y eminencia hipotenar)

En el número cuatro... ALERGENO (es alérgeno como recomienda la Real Academia )


Pasamos a las que teníamos dudas... que ahora aclaramos


¿ESTADIO o ESTADÍO? ... pues... señoras y señores, y pese a su enooooorme utilización en clínica... lo correcto es... ta ta ta ta chan... ESTADIO. Nos guste o no, es así según el Panhispánico de Dudas de la Real Academia y en este caso copio también el fragmento:

2. También significa ‘etapa o fase de un proceso’: «Su efecto letárgico y apaciguador iba cediendo paso a una fase de euforia activa, cuyo estadio siguiente era la sed» (AguilarGolfo [Méx. 1986]). Es errónea la acentuación estadío, a pesar de ser frecuente en textos médicos.

¿Cardiaco o Cardíaco? Chan chan... LAS DOS VALEN. Así que la recomendación es que cada uno la escriba como piense pronunciarla. Esa es la recomendación que de nuevo hace la Real Academia .
En este caso... yo creo que escribo "cardíaco" pese a que no siempre lo pronuncio así... así que tendré que plantearme de aquí en adelante cómo lo voy a escribir... 

¿Hemiplejia o Hemiplejía? Y.... en este caso... TAMBIÉN VALEN LAS DOS. La recomendación de la Real academia es la misma que en el caso anterior. En este caso, es importante recalcar, que en el caso de apoplejía sólo está admitida esta forma.
Os dejo el enlace para que le echéis un vistazo


Sí... somos unos petardos y en vez de dedicarnos a hablar de fútbol o de medicina... hablamos de palabras, pronunciación y estupideces del estilo. Pero nos reímos un rato recordando momentos de "grandes" profesores.

Gracias a mis compañeros E., L. y M. por ayudarme a recopilar estas palabras.

El otro día vino un profesor que dijo Estadio... y después de saberlo, se ganó todo mi respeto... ganó puntos...

Fdo: E.

Esto no es más que una invitación a que utilicemos correctamente el lenguaje =)

Si tenéis más dudas o ejemplos, los incluiré en otra entrada

lunes, 14 de octubre de 2013

Comienza el final =)

Tengo que retomar el blog este año sí o sí.

Soy oficialmente estudiante de 6º curso de medicina (ahora sólo me falta serlo de hecho y sentarme un rato delante de los apuntes, aunque sólo sea por hacer el paripé). Siento que estoy ya en el principio del fin.

Ha llegado un punto en el que ya ni me digo eso de "este año llevas las asignaturas al día", porque me conozco.

Cuando empecé este blog, tenía bastantes proyectos en mente para los 3 años que me quedaban por delante, entre carrera y  MIR. El año pasado, por diferentes circunstancias lo tuve muuuuy parado.

Quiero retomar todos los planes que tenía en mente para este año y los que dejé de lado hace tiempo.

De paso dar las gracias a 3 grandes blogueros que me han ayudado de muchas maneras (y lo siguen haciendo) en este camino que termina y empieza al mismo tiempo.

(Dejo los enlaces de vuestros blogs por si algún estudiante despistado acaba cayendo por aquí, puede recurrir a vuestras sabias entradas)

Miriam que ya está formándose como pediatra!!! (y me encanta haber seguido su trayectoria)

Mi tocaya Irene, formándose como digestivo!!! y con quien me he sentido identificada taaantas veces.

Y, por supuesto, Universitólogo, preparándose el MIR como un campeón y aún así, ofreciéndose en todo momento para guiarme un poco en este camino aún desconocido.



lunes, 2 de septiembre de 2013

A veces pasa - Conversando con pacientes

Raquel, la médica que hoy está en la Unidad, me mira por primera vez en toda la mañana. Me avisa de que tiene que dar una mala noticia y antes de que entre la siguiente paciente prepara dos analíticas.
- Necesita un trasplante y tiene dos hermanas...

Y no me dice nada más.

Virginia entra en la consulta esbozando media sonrisa. Espera que sea una revisión más... como las que la traen a la consulta una vez cada dos semanas desde hace meses. Espera confirmar que todo sigue bien y ver cuándo se le pauta la próxima transfusión, porque empieza a encontrarse cansada.

Raquel, le pregunta cómo se encuentra e intenta responder a la media sonrisa. Pero no le sale.
Todo pasa rápido. Se atraganta con las palabras porque lo quiere decir rápido antes de que empiece una avalancha de preguntas para las que quizás no tenga respuestas.

Síndrome Mielodisplásico secundario al tratamiento que Virginia había recibido para un linfoma en remisión desde hace un año..

- No es lo frecuente... pero a veces pasa. Necesitas un trasplante de médula ósa. Tienes dos hermanas, ¿verdad? ¿Crees que estarían dispuestas a hacerse esta analítica para ver si sois compatibles? Lo siento mucho.

A Virginia hace un rato que se le borró la media sonrisa. Su marido agarra su mano y aprieta fuerte.
No entiende nada... empieza a hablar... Pero no llora. Ya no. Una de esas hermanas falleció hace un año de un cáncer de estómago.
 - En dos meses... muy rápido. (-Raquel rompe uno de los papeles de las analíticas-).
Su otra hermana tuvo cáncer de mama hace dos años.
 - Ya está recuperada... Pero, ese mismo año fallecieron mis padres con 3 meses de diferencia.. y fue cuando lo del linfoma... Eso ya era lo de menos.

Trago saliva.

- Nunca nos pasa nada bueno... Siempre ha sido así.
Su marido le pasa la mano sobre el hombro. Ninguno llora.

Vuelvo a tragar saliva y veo que Raquel intenta ordenar algunos documentos para no tener que sostener la mirada demasiado tiempo.

- ... nuestro primer hijo se murió al poco de nacer. Ya no sabemos qué más puede pasar... Esto es sólo algo más. No pasa nada.

Le tiembla la voz. Pero ya no le quedan lágrimas. Ella es ya lo que menos importa.

Su marido le agarra de la mano, que también le tiembla. Intenta transmitirle las fuerzas que a él también le faltan ya.


Se marchan con la analítica, esperando que su hermana sea compatible. Esperando que se pueda hacer el trasplante. Esperando que salga bien. Esperando que, al menos eso, salga bien.



Raquel me vuelve a mirar.
- Qué pena...Esto a veces es así... y en esta especialidad más.... Ya irás viendo casos más bonitos, de los de buenas noticias. Ve y llama al siguiente...

Al menos está su mano.

jueves, 29 de agosto de 2013

A ti, a ti y a ti... Gracias

Lo sé... sé que hace mucho que no actualizo. 
Sé que la última entrada dejó todo en el aire.
Sé que era una copia exacta de mi otro blog.

Hace no mucho, decidí retomarlo. Con tranquilidad. Según me fueran saliendo las cosas. Sin forzar la situación. Eso es lo que estoy haciendo (o al menos intentándolo)

En menos de un mes empiezo el último curso de la carrera. Quinto no ha sido un año fácil desde ninguno de los ámbitos posibles. Pero tengo esperanzas en que Sexto será diferente.

Empieza la cuenta atrás para el MIR. Empiezan a aclararse algunas ideas. 

Mientras espero a poder volver a normalizar este blog, es necesario que repita la misma operación... Entrada copia exacta de mi otro blog.

En estos meses hubo gente que me decepcionó, pero sobre todo ha habido muchísima gente que ha estado en momentos clave muchas veces sin saberlo. A los que están cerca intentaré agradecérselo "cerca". A los que estáis al otro lado de la pantalla... sólo puedo deciros que GRACIAS y esta entrada es para vosotros.

Queridos cotillas / no-cotillas / gente variada/etc, etc

Han sido meses malos. Ha sido el peor año en todos los sentidos y sin ningún tipo de duda. 
Me ha costado mucho intentar volver a escribir aquí porque hay tonterías de estas cartas que dejaron de tener sentido un día "cualquiera" de marzo. Igual que algunos detalles tontos (o no tan tontos) de mi vida. 

Sin embargo, siempre hay gente sorprendente al otro lado... y espero no dejarme a nadie. Gente que sabiendo o sin saber, te tiende una mano, te da empujones, te levanta sonrisas y hasta carcajadas...

A vosotros: GRACIAS

Gracias, Gracias, Gracias...

A ti, a ti, a ti... etc etc... que no faltaste comentando las cartas y respondiendo comentarios.

A ti, que mandaste un email porque te parecía una carta demasiado personal y no quisiste comentar directamente.

A ti que me insististe una y mil veces en que retomase los blogs, que me mandaste emails, que me hiciste no sentir la única tonta que añora de vez en cuando las asignaturas preclínicas. 

A ti, que aunque hayas tenido abandonado todo el año tu blog, seguiste en contacto conmigo y nos contamos penas varias de aspirantes  a hipocondráicos y rollos de academias (aunque me haya dado cuenta de que ¡¡todavía no sé cómo te llamas!!... desastre...)

A ti, que hace pocos días me hablaste por facebook cuestionando por qué tenía abandonados los blogs. Sí... a ti... que te prometí que en breve los retomaría. ¡Ya te queda menos para ese gran regalo!

A ti, que sin haber leído nunca esto, me mandaste el Europeo de Gimnasia Rítmica ¡¡¡entero!!! en no sé cuántos formatos... sin que te lo pidiese... y no es la primera vez. A ti, que te has hecho cargo de todo el embrollo del foro cuando más falta me hacía y sin rechistar. (Y a ti también, que aunque no mandes competiciones... :p, también has tenido lo tuyo. A ti, por los privados cruzados)

A ti, que no has faltado casi ningún día... ni a miles de kilómetros. Haciéndome llorar de risa, contándome mil y una historia, llamando por teléfono, mandando canciones inéditas cantadas por ti,  preguntando por exámenes, por el Umpa, por el enanito... 
Enviando tu libro... 
Sí, a ti... que has estado siempre, aunque yo no siempre haya sabido estar. 

A ti.... y a ti. Sí... a las dos. Por los buenos días.  Por los "a veces"... por las lágrimas compartidas, por las risas regaladas, por las fotos, por las historias de pájaros, de pollos, de ganchillos... por no haberme dejado sola cuando por momentos creí que lo estaba, por pensar que estabais de cachondeo cuando os ibais a plantar aquí... Porque no lo estabais... 
A ti... por el broche del Umpa y el llavero que tantísima ilusión me hicieron; 
A ti... por las mariposas que espero y que seguiré esperando el tiempo que haga falta "porque hay confianza"
A ti y a ti... por escribir AMIGAS acentuando la M...Porque hay alguien que debe estar flipando de lo lindo con todo esto, cagándose de la risa...
A ti y a ti, por estar siempre. Por no olvidar. Por las buenas noches.

Y por último a ti. Sobre todo a ti. Aunque seguramente no lo leas y tampoco hace falta. Por dejarme escribir, por aguantar un millón de tonterías por minuto. Por enseñarme. Por hacerme llorar. Por no rendirte pese a las palizas de triviados...:p  Por jugar una partida o 5 a la vez. 
Por los buenos días y las buenas noches. Por mandar fuerza antes de cada examen. 
Por las conversaciones surrealistas que me traen recuerdos a veces y otras veces me hacen reír tanto, tanto...
Por las que no me hacen reír. 
Por todo. 

Gracias. Muchas gracias.

Mònika, mi glivec-girl, tú me diste a conocer esta canción. Se me vino el estribillo el otro día a la cabeza:



Ya lo sabes todo... 

Pese a que yo no tenga canciones para que escuches... espero que sigas leyendo  estas cartas, aunque  no te escuche opinar...

Siempre serás mi cotilla preferida.

Te quiero siempre.



Ya lo sabes todo... no tengo canciones para que escuches... ya no tengo nada para darte. En este blog, siempre faltará una entrada... siempre faltará el motivo que me hizo iniciarlo. 
Espero que algún día lo completemos juntas. 

Pasan los meses. Ya más de 5 y sigo echándote de menos... A veces más que nunca.
Gracias por seguir acompañándome a tu manera.

martes, 26 de marzo de 2013

Querida Mónika


Hace tiempo que no actualizo y la verdad es que me he quedado un poco desganada. No ha sido la mejor semana, sin duda. 
En general está siendo un año bastante raro. A veces tengo la sensación de que absolutamente nada está saliendo como me gustaría. Estoy deseando terminar este curso.

Pero hay cosas que superan a otras. Hay cosas que si pudiera cambiarlas, preferiría pasar 20 años como este, con tal de que no se produjeran.

Ya lo publiqué en mi otro blog, pero tenía la necesidad de hacerlo aquí. Por ella. Porque un día le dije que tenía un proyecto futuro en este blog. Porque quería hacerle una entrevista y ella estaba encantada. Porque de los pacientes se aprende más que del Harrison y el Farreras juntos, y de los amigos más que de nadie.

Porque llegué tarde. Porque no sé por qué, pero sigo sin encontrar el consuelo.  Porque es mi amiga.

Hoy hace una semana de esta carta y sigo sintiendo lo mismo.


Querida Mónika, mi glivec-girl ( http://leucemialinfoblasticaaguda.blogspot.com.es/ )

Jamás creí tener que escribir estas palabras. Repaso emails. Repaso la última conversación. Sé que no te gustaría verme así, pero todavía no me sale reír. Me duele la cabeza de llorar. ¿Y qué?


No te lo vas a creer, pero vi tu carta en el sobre hace 4 días... jaja. Te reirías si lo supieras. ¿Te lo puedes creer? Reconozco que cuando abrí el sobre, me lancé a por el chocolate y a por la camiseta, y pensé "qué raro que no escriba nada". Dejé el sobre por cualquier lado. 

Hace 4 días, mientras leía los cientos de miles de documentos para un estúpido examen, miré el sobre y vi la carta!! Escrita el 9 de febrero... ¿te lo puedes creer? Más de un mes después... Soy un desastre. No la he dejado de leer desde entonces. La he vuelto a leer hoy y he vuelto a llorar. No lo sabes, pero la voy a tener colgada en mi habitación mínimo mínimo hasta que haga el MIR. Queda entre tú y yo, pero como esto al final lo leen los cotillas, sólo transcribiré unas frases para que sepan por qué:

"Gracias por estudiar medicina para salvar a gente como yo. Gracias por esos largos días estudiando. Gracias por elegir esa profesión"


Este año estaba siendo un rollo, lo sabes. Exámenes por todas partes y muchas cosas más. Tampoco pudimos hablar mucho, porque los mesazos que te tiraste en Argentina el wifi te iba regular tirando a mal. Pero si tengo una motivación para seguir con fuerza esa eres tú.


Qué raro me resulta todo... La gente se debe pensar que esto es lo típico. Que cuando alguien se muere sólo se dicen cosas buenas de esa persona. Pero, no sé... quizás quienes te conozcan mucho mejor que yo, podrían colarte algún defecto pero a mí no se me ocurre nada.

Nunca he conocido a nadie como tú. Nunca he conocido a nadie que a 3 días de entrar en una UCI estuviera preguntando que cómo estaba yo, que si estaba bien...¿Hola? Pues yo... verás, estudiando, pero por por lo demás, ¿cómo quieres que esté? Estupendamente. En mi última analítica pone una hemoglobina de 14,8... Flipa. Es que ni anemia. 
Hace menos de dos años estabas esperando el trasplante, y recuerdo lo mismo... Siempre te has preocupado por mí mucho antes que por ti, incluso antes de situaciones extremas e importantes.

No creo que nadie sea capaz de acordarse del más mínimo detalle de mi vida. Siempre al tanto... Recuerdo la que armaste para que, a 1000 km de distancia una amiga tuya me diera algo de tu parte... Cuando lo vi, pensé (y creo que lo dije) "Esta chica está mal de la cabeza..." jajajaja. ¡¡¡Dos tabletas de chocolate!!! Habíamos hecho esperar a una amiga tuya (el enanito y yo) una hora en un sitio esperando poder hacer turismo tranquilamente por DOS MARAVILLOSAS TABLETAS!!! Créeme que no lo olvidaré nunca.


No me puedo olvidar de ti... Jamás podré hacerlo. Recuerdo tu cumplevidas, porque coincide con mi cuempleaños.... Recuerdo tu cumpleaños, porque coincide con el del enanito...


¿Por qué escribo todo esto? Qué cosa más absurda... ¿Por qué no estás para leerlo?

¿Cómo comeré ahora dulce de leche sin acordarme de ti?

Me levanté esta mañana... más tarde de lo que acostumbro, así que tuve que correr para prepararme. Pensé en ti. Me puse un jersey negro de esos que se llenan de pelos de Umpa, pero bueno, no había nada que pegase más con ese pantalón. Me miré al espejo y la imagen me pareció un poco triste. Fui a la habitación y cogí uno de tus maravillosos broches de flores... (si tú supieras el encargo que te tenía hecho... todavía no te lo había dicho, no quería que te agobiases antes de tiempo... jaja. Ahora tendré que pensar en otra cosa... pero qué más da). Me lo estampé en el jersey y así fui a clase. 

2 horas... miro el facebook para buscar novedades... NADA
3 horas... miro el facebook y me topo de bruces contra la realidad. ¿Por quéeeee?


Tú "en el talego" Guasapeando...
Vivo las siguientes horas fuera de la realidad y te escribo esto, porque estudiar no puedo... El examen del viernes me importa poco ahora (total, es un parcial... ) Quizás mañana pero sólo por ti ¿eh? Porque la cirugía no me interesa, y menos hoy. 
Quizás mañana... Quizás.
 Pero por ti nada más.

Me debes dos rizos y medio... lo sabes ¿no? No te lo tendré en cuenta... por esta vez no.


Esta carta no me está quedando ni bonita ni ná... Pero es escritura automática... Es lo que me sale... Cuando leí tu carta, la escrita en papel (si ... esa que he tardado más de un mes en leer) te respondí de inmediato. Aquí la tengo... sin enviar. Una carta sin destinatario queda como rara.


Me despido por hoy Mónika. Voy a echar de menos esas risas. Voy a echar de menos esas conversaciones que me retenían por hablar contigo a deshoras. Por tus noches de insomnio... por lo que fuera.

Voy a echar de menos responder a las preguntas raras que me hacías de medicina... Nunca me olvidaré de aquella de... "¿Cómo se abrevia intratecal en la terminología médica?" Y yo... "mmmmmmmm ¿poooooooooooooor?" Y era porque te querías tatuar en la espalda un cículo que pusiera: "Intratecal por aquí". Yo no supe responderte... y meses después me dijiste: ES "IT"... jajaja y yo ni me acordaba de a qué te referías... Qué locura. Qué risas.

No sé si fue por el #HiceQuimioYquedéAsí... pero con quimio o sin ella, eres la mejor persona que he conocido en los dos últimos años. ¿Sabes?


No sé qué más decirte... tenía tantas cosas que contarte...


Uno nunca sabe ni cuándo viene a este mundo, ni cuándo sale de él. En el tiempo en el que esté aquí, en cada pasito que dé en el misterioso mundo de la medicina, tendré un motivo por el que darte las gracias y un motivo por el que seguir adelante.

Gracias por haberme enseñado tantas cosas. Gracias por estar ahí. Gracias por haber formado parte de mi vida.


Hoy, en el sur, a 1000 km, el cielo también llora.

Besos con neupogen, que siempre vienen bien


(No sabes cuánto echaré de menos esas frase)


Se te quiere. Mucho.


PD: Mónika... me río y lloro al mismo tiempo... va por momentos... ¿sabes de qué me acabo de acordar que me ha entrado un ataque de risa? Del negocio de venta de Glivec clandestino que queríamos hacer para irnos de viaje... jajajajaja. Me acuerdo cuando te dije que al final yo se lo había devuelto a mi médico y que no me lo había rechazado... Quiero que sea ese día... Quiero que sea el día que estuvimos riéndonos por eso...

domingo, 17 de febrero de 2013

Regla nemotécnica - Aminoácidos esenciales

En la asignatura de nutrición volvemos de nuevo a la bioquímica (cuando creíamos que nos habíamos librado de ella "para siempre") 

Quizás la regla es un poco farragosa, pero me ha resultado graciosa:

Aminoácidos  esenciales:


Lista y con fe me vale para jugar al tetris y al parchís


(Marco en mayúscula las letras o sílabas que se relacionan con la regla)
LISta Y con FE ME VALE para jugar al TETRIS y al pARcHIS

LIS : Lisina
Y: Isoleucina
FE: Fenilalanina
ME: Metionina
VAL: Valina
LE: Leucina
TE: Treonina
TRIS: Triptófano
AR: Arginina
HIS: Histidina

(Habría que recordar, que en circunstancias especiales como la lactancia o la insuficiencia hepática, se añadirían dos aminoácidos esenciales más: cisteína (Cys) y Tirosina (Tyr)



En mi mente siempre retumbarán las palabras de aquél profesor de Bioquímica de 1º (que sé que volveré a tener en 6º) cuando hablaba frente a un anfiteatro pequeñito pero plagado de imberbes que no tenían ni la más remota idea de dónde se habían metido, diciendo:

"Se puede ser médico sin saber bioquímica... pero si queréis ser buenos médicos, tenéis que saber bioquímica"

Creo que hace falta más que bioquímica para ser un buen médico, pero no le faltan nada de razón a esas palabras. Me doy cuenta de cuánto me he ido alejando de los orígenes y las explicaciones básicas de la medicina (y de lo alejados de la bioquímica que están buena parte de los clínicos). 

martes, 12 de febrero de 2013

Los beneficios del contacto piel con piel

Después de haber terminado los exámenes y haber cursado este curso dos asignaturas de psiquiatría (materia que reconozco que no me resulta excesivamente atractiva) quería hablar sobre un tema que sí que me ha llamado la atención.

Me ha animado más a hacerlo el haber leído un artículo de EL PAÍS acerca de los beneficios que aporta el contacto de los recién nacidos ingresados en neonatología con los padres (una práctica cada vez más extendida en los hospitales españoles, pero a la que aún le queda un largo recorrido)

Fuera de lo tierno y lo relajante que pueda ser para un padre estar en contacto con su hijo en una situación a veces complicada... ¿realmente resulta beneficioso para el niño? ¿Sólo le hace sentirse mejor y más tranquilo o es algo más?
Harlow con uno de sus monitos

Los estudios sobre el apego y el establecimiento del vínculo afectivo no son novedosos. En los años 50 del siglo pasado, tres autores ( Harry Harlow, René Spitz y John Bowlby) aportaron un material importantísimo a la psicología y psiquiatría infantil.

Como mi intención no es dar una conferencia sobre ambos (que podéis encontrar en internet por gente realmente experta en la materia) pasaré a lo "chulo" directamente.




Harry Harlow, realizó una serie de experimentos con monos a partir de la observación del vínculo que establecían con un trocito de tela que tenían en la jaula y que se les retiraba cuando iban a limpiarla. 
Todos los monitos eran atendidos en sus necesidades básicas de alimentación e higiene. Unos fueron criados con "dos madres": una de alambre que le aportaba el alimento y otra recubierta de felpa y otros sólo criados con una madre de alambre que le aportaba el alimento.Mejor os dejo con el vídeo (se ve en pequeño, pero está en español y resume todo lo que iba a decir)




René Spitz,  describe los efectos de la separación en las hospitalizaciones y orfanatos. Cuando hay dos separaciones superiores a 15 días (separaciones drásticas) en el periodo crítico (que se considera de los 6-8 meses a los 2,5 años de edad), las repercusiones en el desarrollo pueden ser tremendas. 
Los niños pueden realizar gestos extraños con las manos, llegar a estados de caquexia e incluso a la muerte.
Os dejo un vídeo que muestra las reacciones de los niños en función del tiempo que habían permanecido separados de sus madres (o figura que realice el maternaje)



John Bowlby, muestra su descuerdo con el psicoanálisis clásico de Freud, que entiendo que el niño tiene una relación puramente objetal con la madre (búsqueda del placer a través de la boca) Bowlby viene a decir, que mamíferos y aves no se mueven sólo por la obtención del alimento. Los niños, como mamíferos que son, buscan el contacto físico, especialmente con una sola persona durante los primeros meses de vida. Siendo este contacto tan importante como la alimentación para su desarrollo.

Aunque se le acusó de ello, Bowlby no defiende que la madre deba estar de manera exclusiva dedicada al cuidado y crianza de sus hijos ya que, para la creación de un vínculo seguro, parece ser que influye mucho más la calidad del tiempo que se le dedica al hijo que el tiempo.


En conclusión: la necesidad del contacto físico en un niño es fundamental especialmente en el periodo crítico que va desde los 6 meses a los 2, 5 años de vida.
Los riesgos para la salud de una separación radical de este contacto es lo que he querido reflejar con esta pequeñita exposición.

Entre los gravísimos trastornos que se relacionan con ello está la depresión, el trastorno disocial y en casos importantes como los de orfanatos de algunos países, llegar incluso a la muerte por carencia afectiva.

domingo, 27 de enero de 2013

Conversando con pacientes - ¿Daltonismo celular?



Médico: Buenos días Francisco - observando por encima el hemograma y la bioquímica - ¿cómo está usted? ¿Sabe usted por qué le han mandado aquí?

Francisco: A mí lo que me han dicho es que tengo los glóbulos blancos muy rojos...

Médico: O blancos o rojos, Francisco, pero las dos cosas a la vez no puede ser -comenta aguantándose la risa.


- Prácticas en  hematología-

Para amenizar el estudio de psiquiatría...

(Sí, las entradas interesantes, llegarán...

... cuando termine los exámenes) 

¡¡ÁNIMO A LOS MIRES!!