domingo, 13 de diciembre de 2015

Carta a los pacientes de urgencias...

Querido paciente:

Sí, soy yo. "la chica" que te vio el otro día en urgencias a las 10 de la mañana, o a las 6 de la tarde, o a las 5 de la mañana. La que pasó planta el otro día. La misma.
Más bien tirando a bajita, pelo ondulado, gafas de pasta... y cara de niña. Voy a otro ritmo, es cierto. Creo que fue a los 15 años que el tiempo se paró y llevo un retraso de 5-7 años (según la versión) en mi aspecto externo.

Querido paciente... soy su médica. Sí. No soy una estudiante. No estoy haciendo prácticas. Soy médica. Médica residente. Eso es que estoy formándome para ser especialista. Créeme... la tarjetita identificativa que llevo colgada, me ha costado una nota de acceso por las nubes, 6 años de carrera, 7 meses de preparación intensa para una "oposición" y sacar un puesto en el examen MIR que no me da trabajo de manera indefinida, solo el tiempo que dure mi formación. Soy MIR. Algún adjunto me explicó que la palabra "residente" viene de que es como si viviéramos en el hospital. En algunos momentos, sobre todo cuando una guardia sigue a otra guardia, o cuando hay que quedarse las tardes para preparar una sesión, a uno le entra la duda sobre si merece la pena pagar un alquiler realmente. ¡¡Pero a ver dónde meto a los gatos si no!!
No voy a exagerar. No me creo mejor persona por ser médica. No soy superior a nadie. Soy yo. Y esta es mi profesión. La profesión que me costó mis sudores, mis lágrimas... ¡Que me cuesta!
 Pero también me da  alegrías. La profesión que elegí.

Querido paciente sé que a veces estás molesto porque llevas dos horas esperando en urgencias a ser atendido. Sé que te molestas más si en algún momento (ante la desesperación de las benditas enfermeras) me paso a decirte que es posible que aún tardes más tiempo en ser atendido. Esto es urgencias. La guerra. Al principio intentaba alejarme de ese tipo de frases... pero al final, cual "madre" cayendo en las frases de su madre... acabo diciendo lo de "Esto no es una carnicería. Aquí  no vamos por número. ¡Atendemos primero a los pacientes graves!"
No decimos que lo tuyo no sea importante (aunque puede que no lo sea...) , pero si tardas un poco más, no es porque esté dedicándome a mirar a ver si pasa alguna estrella fugaz. Probablemente esté atendiendo a pacientes graves o potencialmente graves. Sí... no somos superhéroes... pero a veces los pacientes se mueren. O  pueden llegar a morir o perder alguna capacidad importante de no atenderlos rápido. De ahí la palabra URGENCIAS.

Querido paciente, disculpa si, una vez solucioando tu problema, tardo 10 o 20  minutos más en darte el alta. Créeme mi función no es solo verte en un box y extender una varita mágica y ¡¡zas!!: medicación puesta, diagnóstico, informe de alta redactado, pruebas copiadas en el informe...
Créeme... además estoy atendiendo a otros pacientes. Créeme, a veces desde que me entran ganas de orinar hasta que encuentro el hueco para hacerlo, pueden pasar más de dos horas. 

Querido paciente, no nos ayuda que vayas diciendo en voz alta por medio de urgencias que "meundo desastre", que "vaya la sanidad que tenemos", que "¿para eso pagamos?". No. Por muy alto que lo digas no podremos atendenderte antes, ni tardar menos en que ingresen a tu familiar, ni nada... En urgencias el tiempo es relativo. No somos máquinas. No somos las únicas personas que estamos trabajando porque todo salga lo mejor posible. Hay gente en el laboratorio sin parar, hay radiólogos sin parar, hay celadores sin parar...
Siempre lo digo: quéjate. Si lo que te molesta es el tiempo de espera, especialmente... quéjate. Pero quéjate por escrito. Yo también creo que falta personal. Pero a mí no me van a hacer caso. Y porque grites más, no puedo dar más.

Querido paciente... sé que a veces me miras con desconfianza. Sé que a veces esa desconfianza desaparece en dos minutos en cuanto ves que te atiendo. Soy médica. Sí... no llevo 20 años ejerciendo. Sí... puede que haya cosas que sea la primera vez que vea. Incluso si llevase 20 años, podría ser también la primera vez que las viera. Muchas otras son el pan de cada guardia (la mayoría). Querido paciente, sé que es difícil, pero confía en mi "inexperiencia". Yo no confío en mi misma, y eso me hace no ser osada. Eso me hace consultar mis dudas en libros, eso me hace consultar con un adjunto o con dos, o con tres. Eso me hace llamar al especialista (aunque a veces eso me haga llevarme alguna bronca por "molestarlo"). Eso me hace no dar altas sin estar segura de que te puedes ir casa.

Querido paciente... tengo miedo. Tengo miedo de no hacer las cosas bien, tengo miedo de no darte el trato que mereces. Y no quiero dejar de tenerle miedo a eso. Solo quiero controlarlo. Es algo que estoy consiguiendo poco a poco.

Querido paciente, tú no lo sabes... pero a veces mi guardia depende de los adjuntos que haya. A veces no nos tratan bien. Muchas veces tengo más miedo a cómo me traten  que a enfrentarme a un paciente grave. A mí no me ha pasado... pero sí sé de compañeros que han tenido que salir un rato de urgencias para llorar por eso.
Tú no lo sabes, pero puede que yo tampoco esté pasando por un buen momento. Puede que yo también esté nerviosa, puede que esté triste, pero que igualmente me toque trabajar ese día.
Tú no lo sabes, pero puede que yo también esté enferma o lo esté un familiar mío.
Tú no lo sabes, pero puedo estar realmente preocupada por el paciente que acabo de pasar a observación o por la familia de aquel hombre en sus cuarentaypocos que acaba de fallecer sin que hayamos podido hacer nada.
Tú no lo sabes, pero cuando pasé por observación y vi a tu padre, anciano, con demencia,  tumbado, con la mirada perdida mientras le pasaba la bolsita de sangre, le di la mano unos sengundos. Apreté un poquito para darle fuerza... o cariño. No lo sé. Estar solo en observación no debe ser fácil.
Y es mi trabajo, eso sí lo sabes. Y cobro por ello, eso también lo sabes. Quizás no sepas que mi hora de trabajo en una guardia no llega a los 10 euros. No soy ambiciosa, pero créeme, no está bien pagado.
No pasa nada, no vengo a hablar de dinero.
Tú no lo sabes, pero es que yo a mi casa, me llevo algo más que dinero. Me llevo historias. Historias que me hacen reír o que me hacen llorar. Me llevo un papel con códigos de algunos pacientes para revisar qué pasó con ellos durante su ingreso. Para seguir aprendiendo. 

Solo quiero decirte, querido paciente, que intentes ser eso... paciente. No te pido una alfombra roja o un aplauso al entrar en el box. Solo educación. Todo fluirá mejor. Te pido que vengas a urgencias cuando realmente sea una urgencia. Y si es así, te pido que vengas ¡rápido!
Te prometo que daré lo mejor de mí. Incluso cuando lleve 12 horas seguidas trabajando y aún me queden otras 12 por delante. Prometo intentar sonreír si se dan las circunstancias.

Y a ti... querido paciente... siento haber caído en los tópicos del paciente/familiar que se queja, porque la verdad es que la mayoría de las veces no es así. La mayoría de las veces hay educación, paciencia y agradecimiento. Pero esas otras excepciones pueden hundirte un poco más en una guardia.

Así que... paciente, ciudadano de a pie... o yo misma... Sea a quien sea... si en algún momento dudas en dar las gracias o no darlas... ¡¡DALAS!! Tú no lo sabes... pero quizás esas "gracias" me compensan todo lo demás. Me compensan las quejas de "los otros", me compensan los "adjuntos malos", me compensan el sueldo del residente, me compensan el aguantarme un par de horitas más antes de orinar. Esas "gracias" me dan el impulso para seguir sonriendo en la guardia.

Así que a ti, querido paciente, que diste las gracias o que viniste a urgencias cuando tenías que venir... GRACIAS.



124 comentarios:

  1. Muy buena carta, humilde y sensata. El trabajo en urgencias tiene que ser durísimo.
    Mucho ánimo Irene, que seguro que lo haces muy bien.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es duro, cansado y no siempre gratificante... jaja La verdad, es que, sinceramente... las guardias en urgencias no me gustan mucho. Pero tego que pasar por ellas y aprender todo lo que pueda. Y saber que el hecho de que a mí no me gusten no significa que lo tenga que hacer mal o pagarlo con alguien.
      Lo bueno siempre es lo mismo: la satisfacción cuando algo sale bien y el paciente sale contengo y que a veces, con buenos compañeros, pueden pasarse buenos ratos y acabar riendo sin saber por qué a altas horas de la madrugada... O el desayuno de después de terminar la guardia. Esa parte tambén es importante.

      Eliminar
    2. Enhorabuena por esa humildad con la q escribes. Soy una enfermera q ha estado toda su vida en urgencias y he conocido a todo tipo d Residentes. Desde los mas humildes hasta los mas prepotentes, q tambien los hay. Pero esos no importan. Los q importan, son las personas como tu. Repito: ENHORABUENA.

      Eliminar
    3. Gracias por tu mensaje.
      Yo también los he conocido (conozco) prepotentes... jaja Pero tampoco me importan mucho. Al fin y al cabo, cada grupo somos una representación de la sociedad.
      Tengo mi grupo preferido de enfermería... que cuando me tocan en una guardia me salen chispiritas de los ojos, sabiendo que es otro punto más a esa guardia para que las cosas salgan bien (o al menos... para que se vivan con un poquito de humor cuando se pueda, y rapidez cuando sea necesario)

      Gracias por estar ahí. Quizás algún día coincidamos en esa urgencia ;)

      Eliminar
    4. O tal vez, el sistema no está bien parido, a lo mejor se exije a los profesionales más de lo razonable, o no se quiere invertir lo necesario, o se usan mal los recursos, pero lo cierto y verdad es que cualquier usuario que por causas siempre indeseadas hace uso repetido de las urgencias ve escenas y situaciones que no se deberían producir. Sin ánimo de desmerecer tu parte de razón, creo que esto es una verdad innegable.

      Eliminar
    5. Evidentemente que lo es.
      Como no es menos cierto que el uso que se le da a las urgencias de un hospital de tercer nivel, no es el que debería de dársele (no digo que sea el caso de nadie que escriba estos mensajes... pero de todos los casos que veo en una guardia en el mejor de los casos 1/3 eran una urgencia como para venir al hospital. Habitualmente es 1/4. Y alguna guardia, ni eso... )

      Eliminar
    6. Estoy de acuerdo con lo que estas diciendo y no nome quejo de de el personal sanitario pero si de q no aya más personal sanitario para atender antes y bosotros tan bien será mejor

      Eliminar
  2. Irene me ha emocionado mucho tu carta. Gracias por ser tan sincera con nosotros y compartir tus pensamientos. Sigue así, aunque solo te conozco de este blog, por el tiempo que llevo leyéndote se que eres una buena médica y mejor persona.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no sé si soy buena médica. Tampoco si soy buena persona... solo me baso en el principio de "cómo me gustaría que lo hicieran si yo estuviera del otro lado" jaja. Y la verdad es que las urgencias creo que son santo de devoción de pocos médicos... A mí me cansa... SI pudiera elegir dejar de hacer esas guardias... lo haría... jaja pero no es posible. Pero, como digo en el comentario anterior, aunque no me gusten, no significa que no lo tenga que hacer bien o que no pueda aprender. E incluso, pasármelo bien...
      Gracias por pasarte!! =)

      Eliminar
    2. Bueno, como bien dices, que no te guste no quiere decir que no puedas aprender, de hecho seguro que aprendes muchísimo. Mucha suerte con tus guardias, ya quisiera yo estar como tu jajaja
      Un saludo

      Eliminar
    3. jajaja te queda poco... ajja pero de verdad que las guardias de puertas son la guerra... A partir de R2 haré la cuenta atrás de las que me quedan... jaja :p
      (Igual si acabas en cirugía te libras de esa parte... que no es moco de pavo!!! Y no digo que sean geniales, pero en general, las guardias más de especialidad son otro mundillo. La Guerra Fría, quizás... :p )

      Eliminar
    4. Si Irene, me han comentado que en algunos hospitales los tesis de las quirúrgicas se libran de las guardias de puerta jaja, pero ya veremos, de momento mi único objetivo es conseguir entrar a alguna que sea quirúrgica xD

      Eliminar
    5. La verdad Irene, es que tienes mucha razón en algunas cosas que dices en tu carta. Yo durante 10 años he sido adjunto de urgencias y luego he vuelto a ser residente, ya "de mayor". Tengo y debo corregirte en un par de cosas: los adjuntos "malos" que los hay, son tan infrecuentes como los residente "malos", que también los hay. Quizá, cuando seas adjunta y puedas sentir todo el peso y la responsabilidad de la guardia sobre ti rodeada de pacientes que no sabes dónde vas a ingresar, peleándote con el resto de las especialidades (quirúrgicas, normalmente) y con un puñado de residentes, que a veces son más niños que adultos (y créeme!, es así!) , quizá en ese momento entiendas un poco mejor a los "adjuntos malos". El adjunto que en un momento dado te pega un grito a las 4 de la madrugada de la guardia de un sábado. Sábado que ha entrado con 20 pasillos ya a las 9h y sin camas, con 3 R1 que no saben cómo va el sistema informático, 2 R2 que tienen más miedo que vergüenza, 2 R3 que tienen el famoso "síndrome del R3", se creen que lo saben todo y van por libre, exceso de confianza que hace que se cometan errores garrafales!, y un R4 que intenta ayudarte poniendo un poco de orden a toda esa guardería. Aún así, puedo decir, que las guardias de urgencias son lo mejor que hay. Cansadas, pero divertidas.... un constante aprender y el origen de unos vínculos con tus compañeros de guardia que durararan toda la vida. No "elijas" dejarlas. Valora el trabajo de tus adjuntos, que están IGUAL de mal pagados que tú, incluso de los malos, y DISFRUTA!. La medicina es espectacular, y las guardias de urgencias son, duras y cansadas, pero las compartes con un montón de gente, con tú misma vocación, tus mismos objetivos, tus mismas aspiraciones y tus mismos temores. No hay nada mejor!.

      Eliminar
    6. La verdad es que a día de hoy... como R3... puedo decir que LO ÚNICO que echo de menos de las puertas es el ambientillo de las 3-4 de la mañana... las risas flojas, los "léeme el electro y yo te miro el hemograma" etc etc... jajaja Pero nada más.
      (Y con "adjuntos malos" me refiero a adjuntos que hacen llorar literalmente al personal... y creo que no hay derecho a eso... Los hay buenos (incluso muy buenos). Pero no creo que muchas de las cosas que viví ahí abajo tengan justificación alguna. Que hubiera gente que iba con miedo a hacer la guardia por ese motivo... no tiene justificación alguna)
      (Ahora estoy con el síndrome del R3-R4 que en mi caso es -> por favor que acabe la residencia ya!!!! jajaja )

      Eliminar
  3. Yo por suerte he ido muy poquito a urgencias pero si vuelvo quiero que me atienda alguien como tú, alguien que aprieta la mano de un anciano para animarle tiene que tener un gran corazón.
    Un besín y me ha gustado mucho leerte. Siempre doy las gracias pero a partir de ahora las dará aún más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he ido poco... jaja Y solo de estar ahí, creo que muuuuy mal tendría que estar para pisar ese infierno como paciente.. jaja

      Muchas gracias por pasarte y comentar!
      Igual hasta ahora no me había dado cuenta de lo importante que es dar las gracias. Por cualquier cosa. No me refiero solo a urgencias, al trabajo...Dar las gracias porque alguien te presta un boli, dar las gracias a alguien que te sostiene un segundo la puerta o dar las gracias cuando la cajera te da el tiket y con el cambio de la compra.. No sé, es simple y fácil de hacer. Quizás ese gracias también le ayuda a seguir el día de otra manera. Si uno siente gratitud, no hay motivo para callarlo... =)

      Eliminar
  4. Me ha encantado tu carta, y sabes por qué? Porque veo en ella humanidad, algo que quizás falta mucho hoy en día en cualquier parte... Un besazo linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      Creo que todo es mucho más fácil cuando uno piensa en cómo le gustaría que le tratasen. Sea en el médico, sea en la cola del supermercado, sea donde sea.
      En un hospital es diferente... porque como dice Dra Mireando... o mi R3... a los enfermos se les perdona todo... Están malitos y es la condición que diferencia ese trato con el de otros ámbitos no sanitarios.
      Un besillo!!!

      Eliminar
    2. Pues Irene a mí también me ha gustado tu carta. Sobre todo me ha gustado en que te des cuenta de que las urgencias no la componen y las sacan para adelante unos cuantos residentes. Vuestra labor e incluso vuestro buen hacer depende también de otros profesionales. Las enfermeras, auxiliares, celadores y personal de servicios comunes como laboratorios y radiología son la base para que un paciente salga adelante y para que el servicio prestado sea de calidad. La calidad la dan los profesionales, no la institución. Me he alegrado mucho que hayas tenido en cuenta los pilares de la atención al paciente, que no son solo los residentes y adjuntos. Si sigues así estarás rodeada de buenos profesionales que te ayudarán en tu gran labor como médico

      Eliminar
  5. Qué carta más bonita, Irene!
    Me parece precioso todo lo que has dicho y habría que colgar en la sala de espera si no esta misma carta, una que englobará un poco más la perspectiva del resto de profesionales que trabajan en urgencias. A veces hay que contar hasta diez y pensar porque estamos donde estamos porque la gente a veces no lo pone fácil...
    Como me he leído tu blog de cabo a rabo, puedo ver la transición que has tenido de ser estudiante a ser a pedazo de médico que eres ahora.
    Gracias por ser un ejemplo a seguir ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marina!!
      Yo no estoy segura de que sea una pedazo de médica... jaja
      Intento no cagarla demasiado. Preguntar cualquier duda aunque parezca medio tonti... E itento tratar bien. La verdad es que pensé que tendría menos paciencia. No me considero una persona paciente. Pero estando ahí me controlo. Quizás llegado un momento me cabree en algún momento, pero no me gustaría contestar mal a un paciente, incluso si me estuviera faltando al respeto (que no se ha dado) =)
      Sigo aprendiendo de esos médicos a los que me quiero parecer y de esos a los que no me quiero parecer. Seguro que como estudiante te ha pasado ya muchas veces =)

      Eliminar
  6. Madre mia Irene, los pelos de punta! Creo que no hace falta añadir nada más, te has retratado tal y como eres, estupenda :) un besazo y GRACIAS por entradas como esta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte, guapa. MUCHÍSIMO ÁNIMO!!! MUCHÍSIMA FUERZA!! Aguanta fuerte y con confianza!!

      Eliminar
  7. Me ha encantado tu texto tocaya. No me puedo sentir más identificada... Con TODO lo que has escrito de forma tan maravillosa. Empezando por la niña de colegio que parece una estudiante y acabando con el ejercicio de gratitud y tolerancia :) ole, ole y ole. Ojalá muchos pacientes déspotas y desagradecidos leyesen tu texto y reflexionaran... Cuánta falta haría!
    Un beso muy grande! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte y verte por aquí! La verdad es que no esperaba que fuera una entrada con tantísima repercusión, solo era "una más" después de seguir recuperándome física y emocionalmente de un puente con dos guardias de 24 horas... jaja
      Reconozco que la mayoría de los pacientes no son así, pero cuando llevas todo encima, no es algo que ayude. Con que sirva para que uno se lo plantee... me sirve. Es como cuando un profesor nos decía que solo el 1% de los pacientes dejaba de fumar cuando se lo decía el médico. Pero ese 1% es muchíiiiiiiiisimo =) Pues igual.

      Un beso enorme!!

      Eliminar
  8. Ufff, Irene!!
    Lo has bordado! ;) También me siento identificada. Yo la verdad es que no creo tanto que falte personal si no que se utilizan tremendamente mal las urgencias. Hemos creado una cultura de la inmediatez terrible. Si lxs pacientes supieran el daño que les puede hacer acudir a urgencias cada vez que les pasa cualquier cosa en lugar de pedir cita con su MFyC... reuncian a la longitudinalidad, al criterio de su MFyC. Una pena. Ojalá consigamos cambiar esto de alguna forma.

    Un abrazo compi.

    PD: me encanta que seas médicA ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que pones. Intento explicárselo a los pacientes, y confío en que con la explicación, ante situaciones similares, vayan por la vía de atención de verdad. De hecho, no es infrecuente que después de un estudio básico de urgencias y el pin, pan, pun de aliviar la sintomatología por la que vienen (dolor, náuseas, etc) te pregunten que "si no les vas a hacer tal o cual cosa... para qué han venido" y explicarles el procedimiento a seguir. Además, me gusta insistir en que el médico de familia es quien mejor los conoce (porque es verdad... ¿quién soy yo para cambiar una medicación crónica a menos que le esté provocando algo agudo?)
      Pero es complicado... Todo empieza por "la educación al paciente" desde el principio. Que sepa lo que tiene, que sepa cómo controlarse en caso de "despendole" de la patología de base, y que sepa cuándo hay que ir a urgencias.

      Un abrazo, guapa!

      PD: A mí también me gusta ser médicA y que tú también lo seas.... =)

      Eliminar
  9. Todo el mundo se cree paciente único, es increíble. Si se quejan que vayan a la privada, que igual braman...

    A ver, mal personal sanitario haberlo haylo, pero normalmente la gente que te atiende en urgencias va a tope, con gran entrega y no tiene la culpa de que quizá no haya el personal necesario o de los recortes.

    Por otra parte, hija, normal que piensen que tienes 17 o 18 años, ¿tú te has visto o te has oído hablar? Pues eso jojojo

    Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasan dos cosas... que el volumen de pacientes es excesivo (porque muchos no tendrían que ir a urgencias... o desde luego no a las urgencias de un hospital de tercer nivel) y que no hay personal para tanta gente.
      Pero hay que saber a lo que se va a urgencias. En urgencias no se van a hacer grandes diagnósticos ni grandes abordajes (generalmente)
      Por otra parte... es necesario decir que la gente que más atención requiere de forma urgente, es la que menos se queja, y viceversa.

      Tengo la fórmula de la eterna juventud... pero no la compartiré contigo... jajaja :p

      Besos

      Eliminar
  10. Hola,yo tb trabajo en una parte de las denominadas "urgencias" de un hospital,pero no soy médico residente ...estoy de acuerdo contigo en lo descrito en tu carta...pides educación, respeto,un simple "gracias" y me parece muy bien pero creo q tb los médicos residentes o adjuntos debéis de aplicaros el cuento ....no trabajáis solos...y a todo el personal q hace posible q tu llegues a un diagnóstico tb nos gusta q nos digan un Buenos días, buenas tardes,buenas noches...o un simple "gracias" como tu demandas...q nos escuchen cuando preguntamos algo q puede ser una chorrada pero q nos hace realizar nuestro trabajo con más seguridad y sobre todo q no nos contesten con soberbia si no con educación. ...recuerda q no trabajamos en un olimpo y sobre todo q vosotr@s "NO SOIS DIOSES"
    Atentamente :Blanca Asensio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Blanca. ya lo sé. No creo que en la entrada se desprenda de mí nada de lo que comentas (o eso espero)
      Probablemente, los mismos que te han tratado mal a ti, me traten mal a mí (Sean médicos adjuntos, sean resis, sean enfermeras, sean auxiliares, sean personal administrativo...) .
      El gracias lo pido no solo en urgencias ni solo en la vida hospitalaria. Lo pido en general.
      Si lees el resto de comentarios a los que ya había contestado antes, lo verás.
      Jamás me he creído un dios. De hecho, antes de medicina ya realicé otra carrera y estoy curada de espanto para muchas otras cosas.

      Sé muy poco. Apenas acabo de entrar en urgencias. Pero pese a todo, no quiero perder el norte. A mí lo que me importa es el paciente. E incluso cuando el tiempo no acompaña, es su gratitud lo que puede hacerme seguir adelante. Ni bombones ni mada ;) (aunque a nadie le amarga un dulce... jaja)

      Eliminar
    2. Hola, si te he ofendido en algún momento es hora de pedir perdón,lo siento.
      El otro día cuando conteste estaba de guardia y muy quemada con el personal q me rodeaba (ellos si se creen dioses), no caigas nunca tan bajo como ellos,trata a todo el mundo con el mismo respeto q te gustaría q te tratasen y veras como aumenta la confianza en ti misma.
      Por lo q he leído eres y seras muy buena médico.
      Un abrazo

      Eliminar
    3. No es ninguna ofensa!! Pero te honra volver y responder!! =)
      Graicas por el consejo. No me gustaría ser así. Y si lo fuera, me gustaría que me lo dijeran.
      Gracias por pasarte, compañera.

      Eliminar
  11. Cuanta verdad que no vemos desde fuera...
    Esta carta deberia estar expuesta en las salas de espera de los hospitales, seguro que los pavientes entrarian a los boxes con otra actitud.
    Como siempre... eres especial.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que algunos entran con tiranteces que se van pronto... otros las mantienen hasta el final y otros para nada. Los días de mucha gente, las tiranteces se notan más, y ayudan menos. Basta con entender que si de verdad nos pasara algo urgente a nosotros o a nuestros familiares, también nos gustaría que recibieran una atención rápida. Y para eso, hay que demorar lo que no es así.

      Un beso!! Y muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar
    2. A mi me gustaría que está carta hubiera v sido de un hombre.

      Eliminar
  12. Esta muy bién la carta, pero se puede aplicar a todos los colectivos, quiero decir, cuando vas a un hiper, y tienes que hacer cola en la caja, aquella persona que te atiende puede que no se encuentre bien, este preocupada por su hijo enfermo...y tampoco cobra más de10 euros hora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lee bien la entrada y los comentarios a los que he ido contestando. Verás que no he hecho más que apoyar eso, precisamente.
      Solo que esta era una carta a mis pacientes... que es donde trabajo.
      Y ya dije que no era de dinero de lo que hablaba... solo que no es infrecuente escuchar en urgencias que "te están pagando el sueldo" (como si uno no pagara impuestos...) o que "con lo que cobras..." por eso lo he puesto. En una hora normal de trabjo, no llego ni a 7 euros. Esa era la hora de guardia.
      Era solo un comentario... porque la verdad es que nunca he oído en una cola de un supermercado echarle en cara lo que está cobrando... cosa que en urgencias sí que pasa.

      Pero bueno, para el resto del comentario, te remito a la entrada y a los otros comentarios que ya contesté ;)

      Eliminar
    2. Muy bien tu reflexión, pero de anónimo a anónimo, la persona que te atiende en caja ni tiene la misma preparación ni la misma responsabilidad que un médico. Las cosas como son.

      Eliminar
    3. Creo... y sólo creo... que nadie se ha muerto por que le hayan pasado mal el precio de unos cereales. Ni estas retorcido de dolor en la cola del super, ni llevas el dedo en una bolsa ni temes por la vida de lo que estás comprando. Así que (y repito, sólo creo) ni la tensión es la misma, ni la responsabilidad de la cajera tampoco. A más responsabilidad suele corresponder mayor sueldo, a no ser que seas médico residente, que parece que sea a la inversa.
      Tu carta me ha llegado al alma. Tengo pendiente una carta de agradecimiento a la comadrona que nos asistió en el parto. Con las cosas del día a día de ser mamá primeriza la he postergado, pero me pienso poner a ello en cuanto comente aquí.
      No es cuestión de dinero, pero es una forma de reconocimiento.

      Eliminar
    4. Es una auténtica gilipollez comparar a lo q cobra en el super la que te atiende con lo que cobra el médico q te atiende....y eso q son sueldos muuuuyyyy parecidos... en esta sociedad edonista no se valora el esfuerzo y el nivel de responsabilidad q ejerce cada uno... mismo sueldo para todos..... ahora sí, equivocate no dando un cambio sino arriesgando la vida de una persona y la respuesta será ante un juez junto con un año lleno de sin vivir... en fin, un desastre y una pena que la sociedad en general tenga ese concepto del mísero sueldo médico... ánimo en tus guardias, lo harás bien, seguro.

      Eliminar
  13. Genial Irene! Lo leí ayer mientras estaba de guardia de planta y me dio tanta fuerza leerte...

    Mucho ánimo! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasare y gracias por la fuerza que tú has transmitido en todas tus entradas desde que te leo!!! (que eres estudiante de 4º o 5º!!! =) )
      He aprendido mucho de ti, y estoy aprendiendo mucho de mis resis mayores... sean de lo que sean. En urgencias siempre se portan genial con los R1... Será la cercanía al calvario... jaja =9

      Mucho ánimo para ti también. Y un abrazo fuerte!!

      Eliminar
  14. Hola, muy buena tu carta. Solo no estoy de acuerdo en una cosa: "Yo no confío en mi misma, y eso me hace no ser osada. Eso me hace consultar mis dudas en libros...".
    Obviamente no te conozco y cada uno es como es, pero yo me lo planteo de esta forma: "aunque confío en mi mismo, conozco mis limitaciones y eso me hace no ser osado. Eso me hace consultar mis dudas en libros..." .
    Animo y buenas guardias. Como suelo decir a las madres-padres de mis pacientes (soy pediatra): ya queda menos para el próximo verano, donde todos volveremos a ser felices: ustedes sin mocos y nosotros sin guardias agobiantes.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, gracias por comentar. No sé tú... pero yo es que soy R1 y eso de la confianza aún no lo contolo... poco a poco... es algo a mejorar. Pero no quiero llegar a ser osada. Al menos no en la parte mala que compromete a esa palabra... =) Es decir, conociendo mis limitaciones. Como digo, ahora, a medio año de R1... siento que mis limitaciones son casi todas... jaja =)
      Poco a poco.

      Y sí, llegará el verano... =) Y entonces, además de ser verano, seré R2 =)

      Eliminar
  15. Estoy de acuerdo contigo en que es una pena que haya gente que no sepa agradecer o que haya gente que se queje cuando le duele a un familiar y las cosas van lentas. Entiendo que son cosas que desanimen, desmotiven, etc. PERO querido médico residente, yo también podría escribir una carta sobre mis odiseas en urgencias en los últimos tiempos, y me gustaría que tuvierais presente que aunque haya gente que va a urgencias sin ser una urgencia, también hay gente que va porque realmente lo necesita y por culpa de los primeros muchas veces erráis con los segundos, y a veces esos errores pueden dejar secuelas para toda la vida.
    No es que no me importe si tienes buen o mal día , pero no voy a urgencias a ser tu amiga, voy porque necesito que un profesional me cure porque estoy enfermo.
    Yo soy maestra y te aseguro que a los niños les das igual si tienes un día fantástico o el peor de tus días, tengo que poner mi mejor cara y dar lo mejor de mi porque es mi trabajo y la profesión que he elegido.
    Ser médico lleva implícita una responsabilidad que seguramente nadie que no lo sea pueda llegar a entenderla y yo solo pido que las nuevas generaciones de médicos no os envenenéis con los mitos "de vienen aquí a pasar la tarde" porque seamos realistas, nadie va por gusto, así que tomaros en serio a cada uno de vuestros pacientes porque son el hijo, la madre o el sobrino de alguien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así es como me lo tomo.
      Incluso si solo hay reproches (que, como digo, no son la mayoría, pero los hay). Incluso si nadie lo agradeciera.
      La responsabilidad es muy alta, pese a todo.
      No hay malas caras posibles. Me gusta ser médico, pero créeme, no me gusta demasiado trabajar en urgencias. No es algo que elija directamente. Es lo que viene ligado a ciertas especialidades durante algunos años. Y, pese a eso, doy siempre lo mejor de mí (que es cierto, que a las 5 de la mañana no siempre es gran cosa...)
      Pero a mí me merece la pena si alguien se siente agradecido o aliviado.

      Nadie consulta por gusto. Pero es cierto que no todo lo que llega a urgencias debería llegar a urgencias.

      Eliminar
    2. Gran comentario Marta. Has conseguido plasmar de un modo correcto el quemazón que me recorre cuando leo una carta así. Gran error esto de generalizar, sobre todo cuando se trata de una chapuza tan real e innegable. Creo que más allá de incluir a cualquier paciente en esas condiciones, deberías querida amiga diferenciar, al igual que un buen paciente puede diferenciar la profesionalidad del doctor que le atiende.
      Probablemente muchos de esos pacientes sean personas que dedicaron bastante más años que tu a una formación científica y que te permite, entre otras cosas, realizar tu labor. Y créeme, trabajando bastante más horas que un profesional de la sanidad y sin poder ni imaginar eso de los 10€/h. Pero eso, querida amiga, se llama vocación.

      Es de bastante hipocresía tachar el comportamiento generalizado de unos pacientes que, al final, acaban siendo los principales afectados en este circo. Yo mismo he visto como una persona con una hemorragia bastante importante no era atendida con preferencia, o como una persona cercana a las 80 años empujaba su propia silla a las 5 de mañana en urgencias, con 6 celadores en frente mirándose las caras. Aunque quizás eso lo explique la hora, ¿no? Con detalles así, más que una carta, podríamos escribir un libro. El día a día de las urgencias. Y sin entrar a evaluar el diagnóstico que obtuve y sus consecuencias. Y no, no escribí una carta acerca del sistema sanitario, porque aún después de vivir cosas así, aún pienso que no es tan bueno eso de generalizar.

      Una verdadera lástima que con tanta vocación e ilusión, tenga que haber "profesionales" cubriendo áreas en las que no son felices, y por tanto, no realizan su labor como deberían. A partir de ahí, sean esos 10€/h o la falta de vocación el motivo, hay un paciente que paga las consecuencias. Y eso, no lo justifican ni 4, ni 6, ni 20 años de carrera.

      Eliminar
    3. Hola, Christian.
      Gracias por tu comentario.
      Lo que me plateo sobre el primer párrafo y parte del segundo... es si has leído la carta al completo o te quedaste a la mitad.
      Al final de la misma, ya aclaro que no me gusta generalizar y que no es lo que sucede en la mayoría de los casos.

      Te copio el párrago, porque no creo que te vayas a tomar la molestia de hacerlo y no voy a quedar como mentirosa ;) :
      Y a ti... querido paciente... siento haber caído en los tópicos del paciente/familiar que se queja, porque la verdad es que la mayoría de las veces no es así. La mayoría de las veces hay educación, paciencia y agradecimiento. Pero esas otras excepciones pueden hundirte un poco más en una guardia.

      (Ya ves que son excepciones)

      La verdad es que la RAE define vocación como: Inclinación a un estado, una profesión o una carrera.
      Vamos... que yo he estudiado la carrera por vocación. Lo que no significa que admita según qué condiciones laborales.
      Hablas desde fuera... supongo. Desde dentro es cuando se ve que trabajar 24 horas seguidas y que después te exijan seguir trabajando sin descanso otras 8 más... Pues bueno... no sé en qué más profesiones se produce. Ahora mismo, así en España... no se me ocurren.

      En tu segundo párrafo incido en lo mismo... sí que me molesta que des a entender que soy una hipócrita, cuando no he tachado en ningún momento eso como de algo generalizado. Todo lo contrario.
      Por otra parte... el hecho de que las urgencias de los hospitales terciarios se llenen de cosas que no son urgencias, es lo que hace que acaben demorándose cosas que tienen que ser de atención inmediata. Por cierto... que quienes suelen quejarse y poner malas caras, suelen ser las personas que acuden sin que su motivo de consulta sea una urgencia.

      Reitero una vez más que NO HE GENERALIZADO... TODO LO CONTRARIO...

      La verdad es que tu comentario me resulta molesto porque no me conoces de nada, así que responderé a tu último párrafo:
      1) Tengo vocación y mantengo la ilusión a pesar de que el mismo sistema por el que te sientes maltratado, también maltrata al profesional.
      2) Soy residente de hematología. Me encantan mis pacientes hematológicos. Me encanta mis especialidad. Me toca hacer guardias en urgencias, como a muchos otros. Te aseguro que a más del 90% de los residentes no les gustan esas guardias. Y no es por los pacientes... No sé de dónde eres... pero si fueras de la ciudad en la que resido, te invitaría a que te pasaras un ratito en una guardia desde dentro.
      3) A PESAR DE QUE NO ME GUSTE... HABLO POR MÍ Y POR MIS COMPAÑEROS RESIDENTES CON LOS QUE HE COINCIDIDO... por supuesto que no influye en que no hagamos la labor como debemos... ¡¡¡faltaría!!! Afortunadamente, dentro de unos meses dejaré de hacer guardias de puerta... y se lo dejaré a los siguientes residentes...

      (Por cierto... aclaro que lo de los 10 euros la hora es en una guardia... no es la jornada normal... la jornada normal es el salario base) Por cierto... el personal de limpieza de mi hospital cobra más la hora de guardia que yo... Igual de aquí a que termine la residencia me planteo mejor las cosas... ;)

      PD: te invito amablemente a que leas la entrada entera... ahora en serio... porque no sé de dónde has sacado que generalizo si de verdad la leíste al completo.

      Eliminar
  16. Hola.. pues yo aqui... de guardia de Nefro, ya dejé las de Urgencias atras (por suerte) y tu carta me ha emocionado y me ha dado fuerzas (no soy la única que lo cree!! jejeje), es una pena que a mucha gente se le olvida la educación cuando solicita un servicio (cualquiera que éste sea: Sanitario, en el súper, el funcionario de la renta, el camarero... en fin) y creen automáticamente que por entrar y pedir tus servicios te "está pagando" por ellos...
    Menos mal que hay buenos momentos que nos llenan la vida y te ríes sin parar (a las 3am jejeje)
    Pues nada, a ser más agradecidos todos :)
    pD: Ánimo que el tiempo pasa volando y cuando menos pienses estarás haciendo tu CV para empezar a ser adjunta ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres la mejor!!!
      De ti he aprendido mil!!! Y me he reído aún más!!! =)

      Eliminar
  17. como madre de residente rublíco tus palabras. Ánimo vosotr@s sois los médicos del futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Y enhorabuena!! AL hijo y a la madre!! Que todo lo que hay que atravesar para llegar hasta ahí y todo lo que conlleva no es fácil tampoco para los acompañantes!! jaja Un abrazo.

      Eliminar
  18. Irene, eres una crack escribiendo. Lo expresas todo genial. El post se va a hacer viral, lo sabes verdad? A mí me lo han pasado mis compis del trabajo por whasatpp, he visto varias personas compartiéndolo por facebook... Y es que don verdades como puños. Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pufffff no veas... ayer me estaba poniendo nerviosa y todo... No soy de estadísticas, pero me metí a ver quién había comentado y me llamó la atención la subida exponencial de visitas... En dos días más de una décima parte que en toda la historia del blog... jaja Pero qué miedo... Si para mí solo era una entrada más...
      Gracias por estar por ahí!! Ya sabes que de ti aprendí un montón!! Y muchas veces pienso que tú solo eras R1 por entonces. Que tendrías los mismos miedos, las mismas incertidumbres... Pero para mí que sabías un huevo de todo!!!! =)
      Un abrazo!!

      Eliminar
  19. La piel de gallina y el corazón encogido.
    Esta entrada y todo lo que transmites en ella me dan fuerzas para seguir, porque estoy en un momento no muy bueno respecto a la carrera y tú transmites eso que me dicen los dentros que quiero hacer.
    Otros harán las cosas a medias, del revés, con egoísmo e indiferencia, pero tú eres de otra pasta, y cada vez que lo muestras escribiendo me muestras el camino de cómo quiero llegar a ser.
    Así que gracias a ti :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo, guapi! Mucho ánimo!! (Escríbeme email si quieres!!)

      Eliminar
  20. Qe bonita eres... Y cuanto te quiero!!!

    ResponderEliminar
  21. No te conozco, pero he leído tu carta a través de Facebook y no he dudado en publicarla en mi muro. Creo que es imposible plasmarlo mejor, sin faltar el respeto a nadie en ningún momento y con humildad pero sin olvidar cual es tu posición y cuanto nos cuesta a los médicos llegar a ser médicos. Keep up the good work!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte y por tu comentario!! =)

      Eliminar
  22. Irene! Preciosa tu carta, me has dejado con una sensación muy buena porque aún no he hecho ninguna guardia de urgencias (ni de nah) pero sí he sido paciente, y he visto muchas de las cosas que dices y creo que los pacientes se quejan, los médicos se quejan, las enfermeras se quejan, etc, y así entramos en un círculo vicioso en el que todo el mundo acaba de mal humor y eso no puede ser! Hace falta más empatía en general, dejar de prejuzgar y hacer lo que hemos venido a hacer. Por eso me gusta ver médicos como tú, que se implican.
    Y sin duda, si tengo que ir a urgencias próximamente o cuando sea, espero que me atienda alguien como tú. Un abrazo fuerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Ya lo irás viendo. La verdad es que hay bastante de eso.
      También es cierto que no todos los médicos tratan bien a todos los pacientes. Es algo que también verás y que también te gustará corregir. Como casi siempre, suele ser una minoría en ambas situaciones, pero al final es lo que destaca.

      Espero que no tengas que ir a urgencias... jaja

      Eliminar
  23. Hola, me he permitido copiar tu post en el blog URGENCIAS BIDASOA, me ha parecido interesante.
    Espero no haberte ofendido al hacerlo sin tu consetimiento.
    Si fuera así me lo dices y lo borro.
    Gracias.
    Josu Abecia. (adjunto de urgencias: malo/bueno???)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, ningún problema en que lo compartas!!
      En algún momento, creo que había llegado a tu blog, porque me suena!!

      (Seguro que eres adjunto bueno!!! (que, igual que pacientes educados, también los hay... y muchos... Llegar a una guardia y ver que los que hay son así, para mí es poder respirar tranquila. Es media guardia, en serio =)

      Eliminar
  24. Es leerlo (saliente de guardia xD) y echarme a llorar. Cuánta razón! Qué duras son esas guardias y más cuanto te toca algún maleducado. Ójala lo entendieran... tendríamos que difundir esta carta por todos lados!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjaja, ¡¡¡duerme!!! Y descansa bien el saliente!!! =)
      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  25. Te felicito, no por el post (que también), sino por dar ese toque de humanidad que a veces les falta a los residentes. Yo también trabajo en un servicio de urgencias y veo cosas muy diferentes a las que expones. Evidentemente cada centro es un mundo, pero por desgracia no a todos los pacientes les atiende alguien profesional. Porque se puede saber al dedillo la práctica y la teoría, pero si falta empatía... en un trabajo así no se es profesional. A veces nos enfadamos con algunas recriminaciones de los pacientes, por supuesto los hay muy impertinentes que pretenden ser atendidos los primeros aunque vengan por unas décimas de fiebre simplemante, pero debemos cuestionarnos si muchas de esas actitudes negativas no están causadas por compañeros nuestros incompetetentes.
    Sé que a los MIR se os exige todo y más, no sé cómo funcionará tu hospital, en el que yo trabajo por las noches el adjunto se acuesta y ya puede suceder algo muy grave para que le despierten... eso es intolerable. Es intolerable que un médico esté durmiendo la mona y haya pacientes esperando, más o menos graves, cuando se está de guardia se va a trabajar, no a echarse mientras el residente saca adelante todo el trabajo sin supervisión de un adjunto.
    Estar sólo en observación durante horas es demoledor. Lo sé como enfermera, lo sé como paciente y lo sé como familiar. Es denigrante (y vulnera totalmente la ley de protección de datos) comentar con un paciente que comparte espacio con otros más su historia clínica o tratamientos que sigue. El desconocido de al lado no tiene por qué enterarse de ningún dato privado de cada paciente, parece que de eso no nos damos cuenta. Como es nuestro día a día, es lo que hay, pero para un paciente es algo realmente violento (y, repito, la ley le ampara y en urgencias eso nos lo saltamos a la torera). Por no hablar de excesivo paternalismo que impera sobre todo con la gente mayor. Reprimendas por no seguir adecuadamente un tratamiento (sin dedicar tiempo a ver el por qué: desconocimiento, motivos relacionados con los efectos secundarios, no aceptación de la enfermedad...), llamar a los pacientes "abuelo", "cielo", etc.
    Te agradezco que seas como eres y te animo a que sigas así, pero entendamos que la gestión de las urgencias deja muchísimo que desear, entendamos al paciente en un estado de vulnerabilidad, seamos empáticos y aceptemos que, en muchos casos, el paciente no es bien tratado.
    Una enfermera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo con todo el comentario.
      De hecho, muchas veces pienso que si algunas veces a nosotros no nos tratan bien... ¡Cómo tratarán al paciente!
      Lo que tú ves, también lo he visto yo (supongo que menos veces, que soy medio yogurín, en este mundo... pero lo he visto y no me gusta ;) )

      Y aunque no compartamos centro, muchas gracias por la parte que te toque. Cuando estás solo (y cuando no lo estás), tener el apoyo de enfermería, adelantándose muchas veces a tu trabajo, sugiriéndote cosas en momentos de nervios (o de despistes) te salva también la guardia!!

      Eliminar
  26. Querido médico, salúdame.
    Querido médico, procura que si estoy en consulta no entre nadie. Estoy seguro de que ese enfermero, ese médico, ese auxiliar, que entra en la consulta, casi siempre sin llamar, cuando mes estás atendiendo lo hace porque lo necesita. Pero yo sólo veo gente y gente desconocida entrando y hablando contigo, querido médico. Y yo me siento vulnerable. No me hace falta ver tantas caras.
    Querido médico, mírame a los ojos. Ya sé que la historia clínica electrónica te da mucha información, pero necesito sentir que me escuchas.
    Querido médico, explícame cuáles son tus decisiones y tus planes. Ya sé que no tengo seis años de carrera, siete meses preparando una oposición y los meses y años de la dura residencia. Pero no soy un niño y, como se trata de mi salud, quiero que me lo expliques.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido paciente. Tienes toda la razón en todas tus palabras. Odio que me interrumpan en la consulta. Odio que tu privacidad sea desenmescarada delante de otros pacientes u otras personas que no te están atendiendo. Odio que no se cumplan tus derechos, que no te expliquen nada, y que te manejen (manejemos) como si fueras un títere. Las cosas no tienen que ser así.
      Las urgencias de un hospital no ayudan demasiado a que esto no sea así. La rapidez, la organización del espacio y la falta de empatía no ayudan a que esto sea así.
      Gracias por tus palabras.Por tu visión como paciente. Yo también lo he sido, y no mola nada.
      Y, como a veces les digo algunos paientes... la próxima, que sea en una cafetería donde nos veamos... no en unas urgencias!! Que no es plato de buen gusto para nadie. Pero si tiene que volver, espero que algo haya cambiado.

      Eliminar
  27. A mí también me ha emocionado tu carta. Me da más miedo convertirme en esa clase de persona que opositar...a mí me han atendido mal en urgencias (a mi chico que le mandaron a casa con apendicitis y cuando fui a buscarle insistimos más) pero entiendo que a veces hay adjuntos muy pasotas.
    ¿Cómo haces para mantener los pies en el suelo?
    Muchas gracias por tu blog :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he ido muchas vecces a urgencias, pero una de las veces que fui, hace años, tampoco me trataron bien. La verdad es que se puede errar en un diagnóstico. Nadie es perfecto y a veces las pruebas no te aclaran mucho. Pero el trato es algo aparte.
      ¿Que cómo lo hago? ¡¡¡Los tengo bajo tierra!!! jaja Soy R1...
      Muchas de nadas.

      Eliminar
  28. Me encanta, mi pareja es médico y me hago una pequeña idea de las verdades como catedrales que dices!!!! Mucho ánimo y adelante en , lo que seguro que es, tú buena manera de trabajar . Bs

    ResponderEliminar
  29. La ultima vez que fui a urgencias con mi padre fue hace aproximadamente un mes. Un viernes, a las 8 de la tarde, después de discutir con el porque no quería ir...¿Tenia ganas de ir a urgencias? no, ¿tenia ganas de estar hasta las 5 de la mañana allí? no, pero era necesario ir, de hecho se quedo ingresado. Lo que vi durante esas horas allí no me gustó absolutamente nada y no por el personal, que fue todo el mundo encantador... sino por la cantidad de gente que vi quejarse en los momentos en que entraba a ver a mi padre que estaba esperando pacientemente los resultados de sus pruebas. Un paciente quejándose porque no había cenado y que si eran las 11 de la noche mientras andaba paseando por los pasillos de urgencias, ¿en serio? ¿esta usted tan enfermo como para acudir a urgencias y no para cenar y pasear? Otro paciente estaba aburrido y se ponía a molestar con sus historias a otros pacientes y familiares que no tenían ganas de escucharle.. si muy enfermo debía de estar también. Pero lo que mas me alucino de todo fue que una persona que estaba con su madre y que decía que trabajaba en el hospital, se paso todo el tiempo hablando mal de médicos y residentes, que si no trabajaban, que a ella que le mandaran un medico de verdad no un residente, pero por dios señora, que son sus compañeros!

    De verdad, a veces creo que hay alguna gente que va a urgencias para pasar el rato.
    Últimamente y desgraciadamente, he visitado mucho el hospital y las urgencias y créeme si te digo que en todo momento he encontrado con médicos y enfermeras encantadores y pacientes, pues hay de todo, pero a mi a veces me deja alucinada la poca consideración y el no saber estar que tienen algunos.

    Un saludo,

    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María, gracias por tu carta, por la parte de acompañante que te ha tocado.
      Mi experiencia en urgencias no es muy grande. Pero, sin querer generalizar, suele ser cierto que la gente a la que más falta le heca la atencción es la más pacciente, la que menos protesta, la que menos pegas pone en urgencias. Suelen estar "malitos" de verdad, y ni ganas de eso tienen.
      Por el contrario, también sin querer generalizar, la gente que más se queja, es probablemente gente que no necesitaba atención urgente (ojo... podría ser que necesitasen atención médica, pero no urgente. Podría ser algo que se gestionase en un centro de salud, por ejemplo)

      Y no digo que todo el personal trate bien a los pacientes y se porte bien. De todo hay... Me alegro que no haya sido tu caso, y ojalá que se pase la mala racha y no tengas que pasar demasiado por el hospital.

      Un saludo =)

      Eliminar
    2. A eso me refería, que a veces hay gente que tira demasiado de las urgencias cuando, a lo mejor, con ir al centro de salud es suficiente...

      Si, hemos tenido suerte con el personal con el que hemos tratado.
      Un saludo y gracias ;)

      Eliminar
  30. ME ENCANTA. De las mejores entradas que he leído <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Me viene grande la fama, Rocío... jaja :p

      Eliminar
  31. Respuestas
    1. Pues... ¡cuidado que refresca! ;)

      Gracias por pasarte y comentar.

      Eliminar
  32. Simplemente genial Irene. Sabes que no suelo comentar mucho, pero hoy, tenía que hacerlo. Muchos deberían leer esto, en las salas de urgencias, para esa espera que muchas veces, desespera. Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  33. Hola. También soy médico y trabajo en urgencias,aunque en mi caso en Atención Primaria, y ya no tengo tu problema: hace bastante que no tengo los años ni el aspecto de un chaval.
    Llevo 14 años atendiendo urgencias de todo tipo, y aunque lo que describes muy bien es "mal de muchos", no completes el refrán y no te consueles.
    En estos años he pasado por etapas de todo tipo, algunas de las cuales casi me hacen tirar la toalla y dedicarme a otra cosa. Al final toda forma de medicina trata de personas, no de pacientes, y ello incluye desde el borde al amable, del que no calla al que hay que sacarle información con un tercer grado; del responsable al abusador... tantos tipos de paciente como de personas, como es lógico.
    Creo que al final he logrado cierto equilibrio a base de tratar de entender con qué persona hablo, de corresponder el trato borde con un trato correcto (que desarma a cuaquiera); de no querer salvar al mundo ni al paciente que tengo delante, sino darle un pequeño golpe de timón y confiarle a él/ella los mandos de su salud; de usar un toque de sentido del humor cuando peor te sientes, poderosa arma que bien usada desarma a cualquiera (cuidado, porque mal usada te estalla en la cara); de no respetar a los compañeros, sino de compartir con ellos y acompañarles, del celador al jefe de servicio, sin perjuicio de que sepan en todo momento cuál es su función respecto a ti.
    No te beneficia nada el parecer más joven de lo que insultantemente ya eres :) Y menos aún ser mujer: la mayoría de actitudes bordes que he presenciado tienen un fondo repugnante de machismo frente a la médica, de xenofobia frente al médico extranjero (sin ellos no tendríamos ya Sanidad Pública) y cualquier otra mala excusa para morder la mano que intenta darle de comer.
    Si no tienes pensado dedicarte a las urgencias, aprovecha tu periodo ahí para formar tus reflejos como médico, pero sobre todo para modelar ese "intangible" de nuestra profesión, que te va a servir el resto de tu carrera profesional, sea cual sea.
    Del sueldo, ya tal :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, me ha encantado tu comentario. Me has enriquecido y aportado muchísimo en un puñado de palabras!!!
      Agradezco un montón tus palabras!!
      Estoy haciendo la especialidad de hematología, así que la verdad es que no considero las urgencias como el resto de mi carrera profesional. Pero espero no olvidarme nunca de lo que son. Admiro muchísimo a la gente que trabaja ahí por vocación (aunque a veces entren ganas de tirar la toalla) y admiro aún más a los que trabajáis en Atención Primaria.

      Lo dicho, muchas gracias por compartir tu experiencia!! Sin despreciar en absoluto el resto de comentarios, creo que este ha sido del que más me voy a nutrir!! =)

      Eliminar
    2. Gracias a ti por el feedback :)
      Bienvenida a la profesión mms apasionante del mundo, y no dejes de escribir :D

      Eliminar
  34. Excelente texto. Pocas veces se encuentran reflexiones tan claras y contundentes.
    Te pido permiso para copiarlo en mi blog (elblogdeloslagartijos.blospot.com). Por supuesto se respetarán todas los derechos de autor.
    Mil gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto tienes ermiso para copiarlo. Gracias a ti or pasarte! =)

      Eliminar
  35. Querida Residente, hace poco tuve la oportunidad de sufrir al otro lado de la barrera, aquella donde están tus queridos pacientes y familiares. Tuve la mala suerte de que a mi familiar le diera un ICTUS (ya corroborado por RNM), tuvo la mala suerte que vino por su propio pie, tuvo la mala suerte que le preguntaron lo único que respondía coherentemente "¿Cómo estás?-Bien", tuve la mala suerte de que fué un día horrroroso en Urgencias, tuve la mala suerte de ser el único que era consciente de la perentoria necesidad de una fibrinolisis, tuve la mala suerte de que mi cerebro explotara con el mantra de EL TIEMPO ES CEREBRO. Tuve la mala suerte de que le vieran 2 médicos titulados, uno adjunto, otro residente, y ninguno le hiciera una exploración neurológica, pares craneales...
    No debería ser una cuestión de suerte, y lamentablente la solución no la tienen ni médicos, ni pacientes; es un problema de infraestructura e inversión. Mi abuela decía "vísteme despacio que tengo prisa", un médico en urgencias no debe tener más prisa que la atención inmediata a un crítico.
    Cuando no se hace bien, tenemos que padecer las secuelas, a veces para toda la vida.
    P.D.:Mi educación hizo contenerme y no gritar, ni amenazar, pero lo dije a todo el mundo, ¿No es un ICTUS?. No perdí los papeles, pero me quedará para el resto de mi vida el pesar que otorga la duda de si no le hubieran atendido de otra manera si hubiera dado la nota. No todo se soluciona con comprensión y buenas maneras.
    Gracias por intentar hacer bien tú trabajo, espero que lo mantengas hasta el fin de tu prometedora carrera.
    Saludos de un compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento mucho lo de tu abuela y espero que pueda recuperarse lo mejor posible.
      Sé que no todo es comprensión y buenas maneras. No es la solución. Pero para mí... es el principio e imprescindible.
      No soy perfecta ni lo seré. Imagino que cometeré fallos. Espero que no sean fallos con consecuencias irreversibles. Sin duda espero que dentro de eso lo que no me falte a mí sea la comprensión y las buenas maneras, pese a todo.

      PD: Yo también he sufrido al otro lado de la barrera...en más de una ocasión y en mis propias carnes. Y sé que no todo es ideal...

      Un saludo

      Eliminar
  36. Residente de 2º año 100% identificada, palabra por palabra. Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo R2 también ya =)
      Las guardias han mejorado un poco desde que soy R2. Me siguen sin gustar, pero al menos no vivo de los nervios pensando que tengo guardia... ;) Algo es algo. Mucho ánimo!

      Eliminar
  37. Tenía que escribir que se me ha saltado la lagrimita de emoción al leer esta carta. Viva la gente que tiene vocación, porque eso se nota. Y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que se mantenga por mucho tiempo! =) (Espero... no hay nada que más me preocupe que el que me hagan perder la ilusión... A veces el sistema es lo único que consigue)

      Eliminar
  38. Tienes razón en muchas cosas de las que dices pero tampoco se puede generalizar. Ni todos los médicos son educados ni todos los pacientes ni sus acompañantes son mal educados.
    Por otra parte, no se cómo te puedes quejar porque te salgan a 10€/h cuando hay gente que casi tiene que pagar por trabajar.
    No sé cómo puedes pedir que te den las gracias por hacer un trabajo, que evidentemente has elegido,¿Le das las gracias a cada trabajador, no vinculado a la medicina, que te cruzas por el hospital? Al camarero que te pone el café o al personal de limpieza que te hace la cama en la que descansas esas guardias.
    Te quejas de las horas de guardia pero no dices que también os dedicáis a venderlas y comprarlas para juntar días de descanso.
    De esos mismos pacientes que se quejan y pagan su seguridad social salen los fondos, que por aprobar un examen, te están dando la oportunidad de terminar tu formación y sí cobrando. ¿Cuanta gente aún habiendo estudiado está desempeñando puestos si cualificación? ¡A lo mejor ese camarero o esa chica de la limpieza también son licenciados!
    La educación siempre debería ir por delante y ser agradecido nunca está de más, pero tal vez, antes de uno exigirla deberías pensar si siempre la tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imaginaba que al menos un comentario así tenía que llegar... ;) Intentaré contestarte:
      1) Dije menos de 10 euros la hora, que es lo que se cobra de R1(sé las condiciones en las que vive mucha gente... hasta hace nada, era una simple estudiante que vivía con lo poco que le podían dar sus padres) En la comunidad en la que trabajo, a los médicos no nos pagan por trabajar la mañana de los sábados (si es de guardia o si es de pasar planta). Tampoco las horas que cada día echas de más. (Los administrativos y personal sanitario no médico del hospital, cuando termina su turno, se van. En el caso de los médicos no hay turnos, trabajas hasta que acabes (ya sea "a tu hora" ya sea 3 horas después) Por otra parte, el personal de limpieza que trabaja de noche, cobraba más la hora que yo como médica R1. (Verás... que no digo que tengan que cobrar menos, ¡¡para nada!! Digo que es un trabajo muy exigente, con mucha responsabilidad, que si hay algo que lo compensa, no es precisamente el salario. Ya en la entrada dije que no iba a hablar de sueldos, porque siempre iba a salir alguien... Las condiciones laborales no son buenas. No todo el mundo está dispuesto a trabajar 24 horas sin parar (a veces ni para comer). Yo desde luego no lo estoy... si hago esas guardias es porque "me obligan"... porque forma parte de mi labor asistencial y (supuestamente) de mi formación (autoformación...) No porque me gusten ni me compensen... ;) Preferiría cobrar el sueldo base!! El dinero no me da ninguna felicidad... jaja

      2) Creo que habría que dar más las gracias. En general. No me refiero del paciente al médico (si lo has entendido así, lo siento, pero no fue la intención de la entrada en ningún momento) Creo que "aunque sea la obligación" de alguien hacer algo... las gracias nunca están de más. ¿Te lo preguntas? Pues la verdad es que sí, doy las gracias cuando me ponen el café, doy las gracias cuando me devuelven el cambio en una tienda... etc etc... Me parece lo más normal del mundo y creo que es una palabra que nunca sobra... oye. ;) (Me encantaría dárselas a la persona que cambia las sábanas, pero de verdad... ¿Crees que duermo en mis guardias puertas? jajaja

      Eliminar
    2. 3) No generalices ni hables sin conocerme o sin conocer el sistema sanitario. LO MÁS que se puede conseguir por una guardia es LIBRAR la guardia (que es descansar al día siguiente de la guardia) Lo que viene siendo, que te dejen no trabajar más de 24 horas seguidas. Te aseguro que el día que libro (cuando libro) lo que hago es tirarme en la cama, y ponerme en modo "ameba" en el sofá. No es precisamente un día que aproveche demasiado. (Prueba a estar 24 horas seguidas trabajando y me dices si al día siguiente estás para bailar flamenco) NUNCA (al menos no es así en los hospitales que conozco de varias comunidades) se pueden juntar dos días "libres" de descanso. Porque NO está permitido hacer dos guardias seguidas. PUedes hacer dobletes o tripletes (guardia/librar/guardia/librar/guardia/librar) Lo más que he hecho es un doblete y no he querido repetirlo jamás... Consiste en perder 4 días de vida ;) Infórmate antes de decir lo que te han contado.

      4) ¡¡¡Yo también pago impuestos!!!! Que pagan mi sanidad, las aceras, los sueldos de otros, los coles de niños... ¿Y? Hago mi trabajo lo mejor que puedo. Incluso cuando no me pagan las horas en las que estoy trabajando.
      Y sí, desgraciadamente hay mucha gente desempeñando funciones que no les corresponden por formación. Igual es lo que me toca hacer a mí cuando termine la residencia. (Pero créeme, eso no es culpa mía... ojalá no fuera así)

      5) Es de bien nacidos ser agradecidos. ;) Siento si has entendido mal la entrada. Solo quería expresar la realidad del residente en urgencias (entiendo que no eres residente que ha trabajado en urgencias) Realidad muchas veces desconocida para el paciente.
      A mí me encanta mi profesión. La he luchado y la he pelado mucho. ¿Merece la pena? Por el sueldo, no. Por el maltrato del sistema a la sanidad pública, NO. Por las condiciones de trabajo, no.
      A mí solo me merece la pena por los pacientes. Para mí un gracias me vale más que los 10 euros la hora. Sobre todo a las 5 de la mañana ;)

      Eliminar
  39. Muy acertada la entrada del blog. Pero me llama la atención una cosa: si eres residente y ya has escrito este texto a modo de queja/sugerencia cuando llevas 16 años vas a estar mas quemada que la pipa de un indio. Y te lo digo por experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo residente... ¡¡¡R1!!! jajaja Ahora soy R2.

      Bueno... trabajar quema. Y cuando el sistema te maltrata, pues más todavía. Pero si algún día me pasa que pierdo la ilusión por ello... pues volveré a estas entradas del blog, a las de cuando era residente o cuando me preparaba el MIR... a redescubrir qué me motivó a estar donde estoy ;)

      La profesión me encanta. La burocracia que la rodea y el maltrato al trabajador... la destroza.

      Eliminar
  40. No se que me ha pasado, porque no soy sensiblera, pero aquí estoy llorando como una macarena tras leerte. Por un lado tengo dos hermanos médicos que me contaron sus guardias cuando eran residentes, y por otro últimamente he visitado bastante urgencias como acompañante, así que se de qué hablas, y lo entiendo perfectamente. Muy bien expresado, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario =)
      Espero que no tengas que ser acompañante muchas veces. Las urgencias, cuanto más lejos, ¡¡mejor!! =) Un abrazo

      Eliminar
  41. Irene yo soy aux de clinica en urgencias, y me ha emocionado tu carta, cuando alguien te da las gracias despues de una larga guardia , te recompensa despues de un mal dia , aunque mis guardias son de 12 horas, comparto todo lo que has dicho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo no siempre importa. Al final la urgencia es una guerra para todos los que la vivimos de cerca... jaja =)
      Nos vemos... en alguna guardia de algún hospital. Quién sabe =) Ánimo

      Eliminar
  42. Soy medico como tu, pero con una diferencia, el primero de tres generaciones sucesivas y aun ejerzo. La palabra clave es la VOCACION,difuminada cada vez mas.Conozco las urgencias desde los Hospitales Generales atendiendo Beneficencia;luego la Seguridad Social, el Gran Salto del Sistema Mir.Tu me demuestras que esa VOCACION no ha cambiado,pero si su reconocimiento por la Sociedad, y los que mandan e influyen en ella.
    Los avances han sido muchos, pero algunos se han convertido en zancadillas:presiones disfrazadas de derechos, protocolos para todo, que llevan a exploraciones innecesarias y cada vez mas costosas.
    Y termino, gracias por como eres y como piensas. Nos separan muchos años en edad pero en absoluto en el pensar y sentir. Sigue asi pero permiteme solo dos consejos: mira y toca mas al enfero y menos a las teclas y pantalla del ordenador.
    Mi reconocimiento y afecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los consejos. Lo itento, siempre lo intento! =) Aunque es verdad que las urgencias suele dar tiempo para poco ;)
      Gracias por los consejos, compañero.

      Eliminar
  43. Ojala hubiera mas medicos como tu... yo voy poco por urgencias ahora, pero antes cada seis meses alli por colicos nefriticos muy agudos... he tenido medicos estupendos y otros que su contestacion era que me tomase el botiquin de mi casa si ya sabia lo que era... logicamente no le daba las gracias... a los otros que me trataban con respeto y escuchaban que cierta medicacion no me hacia nada les di las gracias siempre... un colico nefritico puede ser una tonteria ,pero aun asi creo que es insoportable el dolor, o puede complicarse como me ha pasado y precisamente por no mirarme ni hacerme una eco... radiografia analisis sok las pruebas del protocolo... y escala de medicacion tomando yo de por si tramadol en mi casa empiezan con un ibuprofeno... tres horas despues ya se me administra adolonta que tampoco me hace nada y por consecuencia dolantina y kitado el dolor pa tu casa, pero claro no se vio la pielifefritis que iva avanzando por culpa de una misera piedrecita y al final... despues de aguntar 15 dias con dolores insoportables e ir casi a diario un buen medico dijo que no podia ser que hacer eco urgente y buala¡¡¡ gracias a el no perdi el riñon, me controlo rapidamente llamaron al especialista ingreso, ya sabes protocolo...
    Con esto quiero decir, que hay medicos muy buenos empaticos y respetuosos pero otros que te llaman a voces y te hacen ponerte en una silla cuando estas arrastrandote de dolor y habiendo camillas libres... otros que te dejan en el box hasta que te baja el dolor... otros que a expensas de decir (las escuchaba enfermer@s celadores e incluso otros pacientes) oye por favor atender esta chica que se esta retorciendo decir cuando le toke...ya que yo ni fuerzas para decir atenderme, solo retorcerme de dolor y aguantar hasta 5 horas... y como estaban antes un paciente con un resfriado o con un esguince pues a esperar...
    Las urgencias las odio y soy una paciente, no entiendo como pueden ir por una patologia que en principio no parezca URGENTE, solo voy con dolores mut agudos e incluso si puedo voy al ambulatorio que ellos mismos me derivan al hospital, pero mi afan porque me alivien un poco antes de llegar al hospital y hacer la larga espera es esa... aunque despues me recoja la ambulancia del ambulatorio y pal hospital... otro tema los de la ambulancia... subete y sientate jejej que gracioso... en fin..
    Me alegra saber que hay personas buenas empaticas y respetuosas y a esas personas siempre les dare las gracias una y mil veces... y los que no tienen ni un minimo de empatia creo se equivocaron de profesion pues para eso que trabajen con robot que no tienen ni dolores fisicos ni emocionales...
    Una vez mas mil gracias por ser como eres. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por contar tu experiencia ;)
      Un cólico nefrítico, incluso aunque en la base parezca una tontería, o cuando no tenga por qué llevar consecuencias "más allá" del dolor (que no es poco...) ES UNA URGENCIA!! =)

      Además, como residente que hace guardias de puertas, y sin ánimo de ofender... es mi "urgencia preferida". Es gente que viene fatal, y a la que le puedes solucionar el problema RÁPIDO e irse a su casa normal...
      Pocas urgencias hay en las que consigas eso ;)

      Un saludo y espero que no tengas que pisar más las urgencias! Menos aún por algo así de doloroso.

      Eliminar
  44. Me ha encantado tu carta, me ha emocionado y me ha retrotraído a la residencia de mi marido,cuando lkegaba a casa despues de esas jornadas maratonianas tenía un color pajizo q asustaba. En aquel momento no había libranza postguardia,y todas y cada una de tus reflexiones coinciden con las suyas, y él también a su pesar acabó diciendo q urgencias es la guerra. Ánimo, aún q no lo creas los pacientes sí q percibimos el esfuerzo q hacéis y valoramos la empatía. Mucha suerte y buena guardia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario!! Y gracias por los ánimos!! Ayudan mucho!!

      Desgraciadamente, aún no hay siempre libranza postguardia... Pero bueno, poco a poco... ojalá... =)

      Un abrazo a los que nos aguantáis, que también tenéis vuestra parte.

      Eliminar
  45. Yo también me he emocionado al leerte. Tienes muchísima sensibilidad. Y dices grandes verdades. Todos, los médicos y los pacientes, tenemos que ser más empáticos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Melissa.
      La empatía es imprescindible para la vida!!! Da igual a lo que nos dediquemos =) A ser médicos, pacientes, empleados domésticos, empresarios, camareros, jubilados... =)

      Un abrazo

      Eliminar
  46. Una carta que simplemente lo he vivido en el tiempo de leerlo y la verdad que hay mucha gente que va a urgencias por lo que seea te lo digo porque lo he visto, por desgracia he tenido que ir unos veces en el último tiempo y era una chica que por lo visto le dolía un dedo del pié y lo que yo he visto unas cuantas veces para aver si la atiende porque le dolía mucho pero andaba casi corriendo, esto por un lado y por otro lado cuando llegue la tercera vez a la urgencia me atendió la misma Doctora y la verdad que muy bien, muy amable pero la tercera vez me dijo ES QUE LO SABÍA QUE VAS A VOLVER y yo digo si lo sabía porque me dejo ir la última vez Acasa y tener que soportar tantos dolores, qué por cierto la última ves si que me ingresaron. Y mi opinión es si eres paciente trata con respeto y si eres médico trata con responsabilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu opinión.

      A urgencias lo mejor... es no tener que ir... =)

      Un saludo

      Eliminar
  47. He leído con atención tu carta y me ha gustado mucho como te expresas. Yo por desgracia soy una asidua paciente de urgencias, ya que las distintas patologías que padezco me llevan a acabar por dichos servicios más de lo que desearía. Tanto es así que cuando me dicen que he de ir al hospital estoy siempre preguntando: "¿en serio?", porque sé lo que me espera, sé que lo mínimo son 4 horas allí, eso en el mejor de los casos, por eso me cuesta entender que haya gente a la que le"guste" ir, a mí no me queda otra y detesto que mis dolores o impedimentos físicos me hagan acabar allí.
    De tanto que he ido sé cuál es el procedimiento: primero al centro de salud y de allí al hospital si lo creen pertinente; incluso he estado una noche entera llamando a emergencias por no tener cómo ir y con quién a las urgencias del centro de salud.
    En estas andaduras por desgracia me he topado con muy malos profesionales y aun así, siendo como han sido (a veces he salido llorando de la impotencia y rabia por no saber responder a sus feos comentarios) les he dicho siempre "gracias", porque otra cosa no, pero educación tengo bastante y me entristece ver la deshumanización que existe entre los profesionales sanitarios, te lo dice alguien hija de enfermera y con familiares en esa misma profesión, porque es muy triste verte impedida para moverte y que el auxiliar "x", o enfermer@ "y", o médic@ "h" no te vean lo suficientemente mal, hablo de mi experiencia, nada más.
    Repito que me gusta lo que dices, pero por desgracia noto cada vez menos humanidad y vocación entre los profesionales y eso es algo que perjudica a los que son como tú y se implican con nosotros los pacientes.
    Mucha suerte en tu camino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por contar tu experiencia!
      Evidentemente que hay deshumanización. No la justifico en ningún caso. Pero la verdad es que en los últimos años, el gremio (en referencia a todos los profesionales de la sanidad) ha sufrido un despropósito tras otro. Contratos basura, condiciones laborales absurdas, incremento de la presión asistencial, reconocimiento 0... No justifica ninguna actitud, pero quema a los profesionales. Incluso a los que primeramente no eran así ;)

      Gracias de nuevo por tu comentario y espero que no tengas que ir muchas veces más a urgencias. Que nnunca es agradable!
      Saludos

      Eliminar
  48. Yo no soy anónimo. Y tengo quejas que he puesto por escrito que nunca han servido para nada.
    Tuve que acompañar a mi padre en varias ocasiones por insuficiencia respiratoria a consecuencia de un cancer de pulmón, en el que el medico interno queria decirle a mi padre que tenia un tumor yque estaba en fase terminal sin respetar la opinion de la familia.
    Acompañar a mi madre por problemas en la tension arterial y ver como un Medico Interno Residente de urgencias coge a la hija de una doctora que se habia hecho daño en un brazo, y ver como pasa por delante de todos los pacientes solo por ser hija de quien es. Y ese día mi madre entraba a las 13.00 horas y salía de urgencias a las 02:00 de la madrigada del día siguiente gracias a que mi vecino que es médico de ambulancias habló con el personal del box para que tuvieran consideracion, ya que ni comida ni cena le ofrecieron a una mujer de 87 años. Y la respuesta dada como siempre es que intentaremos mejorar y que esto no suceda...
    "La mujer del Cesar, aparte de serlo, debe parecerlo". No todos sois iguales, pero estas scosas son las que quedan y permanecen por desgracia en la mente de los afectados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... para mí, todos sois anónimos a excepción de los habituales del blog... que son pocos ;) (Por eso tampoco me afecta ni para bien ni para mal)
      Todo el mundo tiene experiencias personales para contar. Algunos buenas... otras malas... Yo también he sido paciente ;) Aunque ahora hablo desde dentro.

      Sobre tu comentario, solo haré algunas apreciaciones:
      - Probablemente las urgencias de un hospital no es el lugar adecuado para informar sobre una enfermedad crónica avanzada. Probablemente la labor, en el caso que comentas correspondiera al oncólogo ( sea residente o sea adjunto) En este punto, quiero aclarar una cosa, y es que LEGALMENTE, la información le pertenece al paciente. El paciente tiene derecho a conocer acerca de su enfermedad si está capacitado para ello. Independientemente de la opinión de la familia. No habría que informar en el caso de que el paciente expresase claramente su deseo a no ser informado. Así que, siento mucho no darte la razón en este asunto. La mayor parte de la gente quiere saber... más o menos... pero quiere saber. ¿Cómo le explicas si no a alguien que esté día sí día no en urgencias? ¿En qué momento suprimes la posibilidad de decidir de alguien que está capacitado para ello sobre qué quiere hacer con su vida?

      - No soy amante en absoluto de lo de "ser de la casa". Pero no valoraré el caso individual, porque ni sé qué daño de brazo era, ni sé qué problemas de tensión eran... ni me corresponde a mí valorarlo. Lamentablemente este tipo de "privilegios" existen en todas las profesiones. Por mi parte solo puedo decir... que al menos yo como residente NO PARO en 24 horas de guardia. Independientemente de si veo 30 pacientes leves un día, o 10 graves otro...

      Igualmente... yo no respondo por un sistema sanitario que igual que tú percibes (y probablemente sea cierto ) que "maltrata" al paciente... también "maltrata" a sus trabajadores. Residentes y aadjuntos. Y es un poco la visión que quería transmitir.
      Yo respondo por mí... que ya demasiado es ;)

      Un saludo y gracias por pasarte.

      Eliminar
  49. Buenas noches, aquí te escribo desde el otro lado de la mesa...
    Soy el paciente de la patología rara, ese al que todo residente con el que topa (y muchos especialistas también) responde casi de inmediato con «un momento» mientras sale en busca de refuerzos, aunque les toque molestar al adjunto o al jefe de servicio...
    Soy el paciente que no tiene más remedio que colaborar en el colapso de urgencias aunque sepa que no es urgente, simplemente porque nadie sabe qué hacer conmigo en el centro de salud y aún quedan unas semanas para ver a mi médico.
    Por desgracia paso mucho tiempo en el hospital, en consultas, en pruebas, en salas de espera, en ingresos...y no son más que un reflejo condensado de lo que hay fuera. Simplemente el dolor, la enfermedad y el miedo sacan lo mejor y lo peor de la gente y se concentra entre aquellas paredes.
    Y aunque de todo hay como en botica,y a alguno dan ganas de mandarlo a la mierda con un mapa por si se pierde... en general sólo tengo palabras de agradecimiento para todo el personal sanitario y no sanitario del hospital.

    A las enfermeras, siempre al pie del cañón, y muy especialmente al pedazo de equipo médico que me lleva...por su profesionalidad, sin ninguna duda, pero sobre todo por su humanidad.
    No sólo en urgencias se trabaja a ese ritmo infernal. Yo tengo que dar las GRACIAS por atenderme a deshoras, sin cita, por mail, por tlf, consultas que se alargan hora y media, sin comer, un domingo, recién llegados a trabajar o después de 24 horas de guardia y un día horrible. Por la paciencia, la escucha, el interés, el abrazo, la sonrisa y la palabra de ánimo. La medicina se estudia en los libros, a ser médico sólo se aprende día a día. La vocación es la clave, no la pierdas nunca...la necesitamos tanto como el tratamiento. Por si nos cruzamos, o si no, también...gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu mensaje! Y perdón por el retraso en publicarlo y en contestarlo.
      Aparte de médica... soy paciente (y paciente de una enfermedad rara también). Así que aparte de entender lo que cuentas, comparto el agradecimiento. Solo una vez recuerdo un trato áspero que no justifico y que espero no haber dado en ninguna ocasión.

      Un abrazo!

      Eliminar
  50. Hola...parece que llego tarde pero..como dice el refrán: nunca es tarde si la dicha es buena.
    He leído tu carta y todos los comentarios de visitantes, así como la paciencia y cordialidad con la que has respondido a cada uno de ell@s.
    Las personas son como las estrellas, unas brillan con luz propia y otras reflejan la luz que reciben de los demás.
    No tengo duda de que eres de las primeras y que tu luz no se apagara jamás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario (¿Ves? Yo también llego tarde... jajaja)
      Gracias por la paciencia de haber leído todo.
      Sea luz propia o sea el reflejo... igualmente espero no dejar de brillar... incluso cuando intentan borrar la ilusión!

      Un abrazo!

      Eliminar