lunes, 17 de octubre de 2016

Quiero ser donante de sangre

La historia comienza con una donación... sea de sangre periférica, de sangre de cordón umbilical o de "médula ósea"... Pero el principio de todo, es el DONANTE.

No voy a entrar lo que significa donar tus órganos. Pero parece que resulta más sencillo dar el "sí" cuando uno está en el más allá que cuando está vivito y coleando. Parece que con el tiempo se ha quitado del lugar de honor que merecen los donantes de sangre. Sin duda un trasplante de riñón podrá salvar/mejorar la vida de una persona... ¡¡¡Ni más ni menos que lo que conseguimos con una transfusión correctamente indicada!!!

Poco a poco iré explicando qué sucede con la sangre que se dona.

Pero hoy quería devolverles el lugar que merecen los donantes de sangre. A todos ellos... ¡¡¡GRACIAS!!! Probablemente no sois realmente conscientes de lo que implica el tiempo que habéis dedicado a vuestra donación.

¿Quieres ser donante? ¿Tienes preguntas?

¿Cuáles son los requisitos?
- Edad: tener una edad comprendida entre los 18 y los 65 años (habitualmente 60 años máximo si es tu primera donación)
- Pesar al menos 50 kg.
- Presentar buena salud (no estar pasando por un proceso infeccioso como catarro, fiebre, diarrea... en el momento de la donación, por ejemplo)
- Rellenar un cuestionario con preguntas acerca de tu salud (patologías que padezcas, medicación que tomas), viajes recientes, conductas de riesgo...
- Pasar la revisión médica previa a la donación: en esa revisión se tomarán constantes (presión arterial y pulsaciones) se hará una medición de la hemoglobina y se incidirá sobre las preguntas previas del cuestionario rellenado


¿Me pueden excluir de la donación? 

No son muchas las circunstancias que excluyen a un donante de manera definitiva. Algún ejemplo de ello es padecer o haber padecido alguna enfermedad importante: cáncer, determinadas enfermedades de la sangre, algunas dolencias cardiacas, ictus, diabetes en tratamiento con insulina, ...

Sí que existen circunstancias que puedan excluirte como donante de una forma temporal. Por ejemplo: haber pasado por cirugía mayor, procedimientos endoscópicos, tatuajes, cambios de pareja recientes, viajes recientes a determinados países, o la toma de determinada medicación (son muy pocos los fármacos que excluyen). Estas, y otras circunstacias, pueden exluirte como donante durante un periodo variable de 4-6 meses (en algún caso ha de pasar 1-2 años)


No superar el reconocimiento médico puede también excluirte de manera temporal: por ejemplo, tener una cifra de hemoglobina por debajo de valor límite.

El hecho de que seas excluido de manera temporal de una donación, obedece a dos situaciones:
- La primera es proteger tu propia salud. Sin duda, tu sangre puede salvar la vida de una persona. ¡Pero no a costa de tu salud!
- La segunda, no menos importante, es proteger la salud del receptor


¿Cada cuánto puedo donar?
Tiene que pasar al menos 2 meses entre una donación y otra. Se permite donar hasta 4 veces al año en el caso de los varones y 3 veces al año en el caso de las mujeres.
En algunos casos se puede recomendar espaciar más las donaciones.


¿De verdad hace falta tanta sangre?
La verdad es que sí... los componentes de la sangre tienen un duración limitada, no aguantan congelados por meses o años hasta ser utilizados y hay muchos pacientes con alto requerimiento transfusional (principalmente enfermedades hematológicas) ¡¡Nunca serás rechazado porque haya exceso de donantes!! =)

¿Dónde se puede donar?
En los centros de transfusión de tu comunidad autónoma. En los servicios de transfusión (por lo general) de tu hospital de referencia. En los puestos móviles de donación que acuden a facultades, centros de salud y otros puntos de la ciudad.
Simplemente... ¡en el sitio que te pille más cerca en el momento adecuado!

Dejo ESTE ENLACE muy completo sobre los criterios básicos para la donación del Ministerio de Sanidad.


Y tú... ¿quieres ser donante?



11 comentarios:

  1. Yo tengo una duda. Soy donante de sangre, 0- y me gustaría saber qué hay que hacer para ser donante de médula.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar.... ¡¡felicidades por ser donante de sangre!! Realmente parece que no... pero es una cosa increíble poder estar ayudando en vida.

      Por otra parte, aunque es un tema que trataré en otras entradas, para registrarse como donante de médula (idealmente se llama donante de "progenitores hematopoyéticos") simplemente tienes que ir al centro de transfusiones más cercano de tu comunidad o provincia. O bien (más fácil) la próxima vez que vayas a donar sangre, sea en puesto móvil, centro de salud, banco de sangre de tu hospital o en un centro de transfusiones, decir que quieres registrarte como donante de médula. Se te extraerá un tubo más de sangre.

      Para mí... lo imprescindible a la hora de registrarse como donante de médula es estar informado de en qué consistiría el proceso de donación en el caso de ser compatible con alguien que precisase un trasplante. Si estás de acuerdo con eso... ¡¡adelante!! Porque en sí registrarse como donante es sencillo.

      Como ahora no tengo tiempo para explicarlo por aquí... te recomiendo que entres en la página de Fundación Carreras, que está todo muy bien descrito: http://www.fcarreras.org/es/donamedula

      Eliminar
  2. He estado súper liada y acabo de leer tus entradas atrasadas... Espero que todo te vaya genial! Pronto actualizare el blog contando unas cosillas...
    Y quería contarte que... Ya tengo academia!! Estamos en contacto guapa. Un beso y animo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial!!! Actualiza pronto!!!! Sí!!!
      Y cuéntame lo de la academia!

      Eliminar
  3. Yo nunca he donado sangre porque hasta hace poco no podía, pero quisiera hacerlo en agradecimiento a la que le donaron a mi padre, aunque él también lo había hecho en su momento por otras personas.

    Y porque hace falta, coño.

    QTD

    ResponderEliminar
  4. Yo soy donante desde que puedo hacerlo legalmente (incluso quería ir el día que cumplía los 18, pero al día siguiente me iba de interrail y me iba a sentar mal con tanto viaje xD). Y mira que me da cosa, que llevo muy mal que me saquen sangre del brazo.
    Antes donaba en los autobuses que ponen en el campus de mi facultad, pero ahora voy al hospi, que en mi opinión, pinchan mejor y hacen que te marees menos porque te dan de beber algo mientras donas ( y no sólo antes o después).
    Un besote y gracias por la entrada :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Una entrada genial! Muy bien explicado! Ya tengo dónde remitir, para informarse, a todos los que me preguntan cómo hacerse donante!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Donar, claro que si. Desde los 18 años que lo hago y repito siempre que puedo. Sin ir más lejos, la última vez el viernes pasado. Genial entrada como siempre. Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Muy buena entrada; justo estoy rotando por hematología (¡¡sí!!) y realmente nunca había sido consciente de que se necesitara tanta sangre. Ser donante de sangre es más importante de lo que yo pensaba.
    Yo he tenido anemia y siempre estoy ahí ahí con los niveles de hemoglobina, me dijeron que tengo la médula "justita". Por eso creo que no puedo donar. Pero me has hecho replanteármelo con esta entrada, voy a preguntar a ver si puedo :D

    ¿Qué tal te va todo?
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Jooo mi comentario no se ha guardado :(

    Te decía que a mí me dijeron que no puedo ser donante porque tengo una médula "justita". Al menos eso me comentaron cuando fui a tratarme por anemia.
    Pero leer tu entrada me ha hecho replanteármelo; voy a informarme porque tal vez sí pueda.

    ¡He rotado por Hemato! Tenía muchísima curiosidad (en parte por ti, jajaj) y la verdad es que me ha gustado más de lo que esperaba. Contaré más en la entrada que escriba, pero en general el trato ha sido fantástico, he visto un par de técnicas invasivas muy interesantes y el manejo global de los pacientes me ha encantado. He estado en la planta dedicada a la serie blanca, con las leucemias, linfomas e infecciones varias, así que prestábamos muchísima atención al manejo de antibióticos.
    Aun así, tiene una parte muy importante de laboratorio, microscopio... que no termina de convencerme.

    ¿Qué tal te va? ¿Sobrevives a la residencia? ;P

    Un beso grande y que 2017 te traiga cosas que valga la pena vivir :)

    ResponderEliminar